Compartir

A pesar de que había muchas voces que aseguraban que el brexit no sería un problema en absoluto, lo cierto es que ya se están dejando ver los efectos dentro del tejido empresarial. No solo por la tendencia de los principales valores de los mercados bursátiles sino porque hay algunas empresas muy concretas que ya están notando las consecuencias. Una de ellas es FCC, la cual, acumula ya muchos meses de pérdidas, las cuales, se han acentuado con la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

El Reino Unido apenas cuenta con empresas extranjeras

Esta es una realidad palpable. Muchos analistas trataban por todos los medios tranquilizar a los empresarios. Aseguraban que Theresa May no sería capaz, por el bien de su propio país, de romper relaciones con empresas potentes de fuera de sus fronteras. Craso error. A día de hoy ya se puede ver que la política de proteccionismo se está ejecutando según lo previsto.

De hecho, en detrimento de FCC, e Reino Unido se están haciendo concesiones a otras empresas del sector lo que hace que la empresa de Carlos Slim ya no sea un referente ni mucho menos. De ahí que actualmente tenga unas pérdidas valoradas en varios cientos de millones de euros, lo cual, hace que esté en una situación más que preocupante.

Las alarmantes pérdidas de FCC

Por hablar de números concretos, tenemos que decir que las pérdidas ascienden a 165,2 millones de euros en el 2016. Una cantidad que es el triple de lo que había perdido desde al año 2012. A pesar de que este tipo de corporaciones suele tener una gran resistencia a estas fluctuaciones, lo cierto y verdad es que en este caso han saltado las alarmas ya que supone una depreciación en el mercado de valores de medios mundo, como pueda ser el caso del Ibex 35 español, que seguramente no pueda soportar durante mucho tiempo.