Compartir

La oficina es el centro neurálgico de nuestro trabajo: en ella vamos a pasar la mayor parte de nuestro tiempo. Por este motivo, debe ser un lugar que nos invite a la productividad y a la concentración; debe ser un espacio que nos ayude a mejorar en nuestro trabajo y ser constantes, que sea un trampolín y no un obstáculo.

Pero la realidad es que montar una oficina no es fácil, aunque lo parezca. Debe reunir unos requisitos básicos que a veces pasamos por alto, sin reparar en ellos. Por eso, os vamos a dar una serie de consejos que os ayudarán a crear ese espacio de trabajo que necesitáis.

En primer lugar, se debe buscar un espacio que esté en buenas condiciones y que tenga buena iluminación (si puede ser luz natural, mejor). La iluminación en una oficina es muy importante, pues nos evitará dolores de cabeza innecesarios, que forcemos la vista o que nos sintamos incómodos. Además, la luz siempre invita a estar despierto y animado, lo cual aumenta la capacidad de concentración.

Además, ha de ser un lugar en el que nos sintamos cómodos y relajados. Sentirnos en sintonía con el lugar en el que pasamos gran parte del día, nos ayudará a ser más productivos. Para lograr esto, es fundamental que creemos un espacio formado única y exclusivamente por los elementos que vayamos a necesitar, sin distracciones ni artículos que no tengan que ver puramente con el trabajo.

Un buen equipamiento y mobiliario para oficina ayudará a conseguir este fin, así como también nos servirá para evitar molestias físicas que puedan surgir a lo largo del día.

Del mismo modo, es importante que tengas todo lo que necesites a tu alcance: folios, bolígrafos, una botella de agua… Hay que conseguir que nuestra oficina se convierta en el despacho perfecto para nosotros, que parezca hecho a medida.

En definitiva, se trata de crear un espacio de trabajo que sea útil y esté bien aprovechado. Ha de ser una estancia confortable en la que no estemos estresados, pero que nos motive a trabajar. Debemos evitar el desorden y la acumulación para alejarnos del estrés, y conseguir así que nuestra oficina nos haga ser plenamente productivos.

Si quieres, puedes recabar ideas así como curiosidades sobre oficinas de todo el mundo que te ayuden a montar tu propio espacio. ¡Personaliza tu oficina y empieza a trabajar a gusto!