Compartir

La reforma de un local comercial es una inversión que se debe llevar a cabo en la mayoría de las ocasiones. Se trata de una actuación que se realiza directamente sobre el negocio y que dependerá de la situación del mismo. A veces tan solo es necesario hacer algunos arreglos, pero en otras ocasiones habrá que hacer una reforma integral. 

Para este tipo de trabajos, nada mejor que contratar una empresa de reformas en Madrid económica. Una excelente elección sería la empresa DARSA. Este tipo de empresas dispone de los profesionales más adecuados y la experiencia necesaria para afrontar las tareas que se han de llevar a cabo. Además, cuenta con un nivel de asesoramiento adecuado para indicar cuáles son las mejores soluciones para cada caso. 

Un local comercial funcional

Uno de los principales objetivos de una reforma integral de este tipo es conseguir que el local sea lo más funcional posible. La idea es poder organizar y situar en los mejores lugares algunos elementos básicos, tales como el mostrador, la zona de venta, el escaparate, etc. 

Es por esta razón por la que deben entrar en juego profesionales de la reforma. Estos serán los encargados de brindarnos un diseño práctico y funcional que atienda a todas las necesidades y exigencias. 

Es recomendable en las reformas de locales que se puedan estudiar los planos del local antes de iniciar los trabajos. A partir de estos planos se pueden conocer los metros cuadrados exactos para hacer mucho mejor la distribución de los espacios. 

Una vez analizados, hay que ponerse manos a la obra. Pero antes, tendremos que solicitar en las administraciones correspondientes los permisos y licencias en función de los trabajos que se vayan a realizar. 

Los gastos de la reforma del local

En realidad, el coste total de la reforma de un local comercial variará dependiendo no solo de los trabajos que se realicen, sino también de la actividad que se desarrollará en el lugar. Además, habrá que añadir a esto el estado en el que se encuentre el inmueble. 

Para ajustar mejor los gastos, es necesario que antes de empezar la reforma visite el local un técnico cualificado para valorar su estado. Será precisamente este profesional quien redacte el proyecto y la memoria de materiales para así poder disponer ya de un presupuesto con una estimación inicial de costes. 

Elementos imprescindibles para reformar en el local comercial

Hay una serie de elementos que se antojan imprescindibles para reformar en el local comercial. 

Por un lado, la instalación eléctrica no solo deberá ser segura y cumplir con la normativa vigente, sino que además deberá aportar la suficiente eficiencia energética para disfrutar de un ahorro en el consumo de electricidad. Además, una correcta instalación por parte de los electricistas en Madrid es fundamental para ofrecer tanto iluminación interior como exterior, ya sea mediante rótulos, escaparates, etc. 

También es necesario reformar el pavimento, ya que este será el encargado de soportar el trasiego de personas y otros elementos. Por esta razón, es muy importante escoger un tipo de suelo resistente y de gran durabilidad, pero que a la vez pueda ser lo suficientemente atractivo y con una buena relación calidad-precio. La instalación de parquet, tarima flotante y suelo laminado suele ser de las más demandadas en estos casos. 

Hay que prestar especial atención también al cerramiento del local. Este debe disponer de un excelente sistema de seguridad, pero a su vez que sea capaz de dar visibilidad al interior del escaparate. En este sentido, los sistemas autoblocantes suelen ser los mejores para instalar en un negocio. 

En función del tipo de local y de la actividad que se vaya a llevar a cabo en él, es probable que la empresa de reformas en Madrid se encargue también de la insonorización del mismo. Antes de realizar esta tarea, es recomendable que un técnico mida el número de decibelios para así poder instalar el sistema de insonorización más adecuado. 

Por último, en la reforma también habría que incluir una partida para diseñar los exteriores del local. Una buena primera impresión puede ser fundamental para que los clientes entren en el negocio. Además, sería interesante colocar carteles luminosos o rótulos para llamar la atención de las personas. 

En definitiva, la reforma integral de un local comercial requiere de una serie de trabajos fundamentales. Todo irá en función del tipo de local, el estado del mismo y la actividad que se vaya a desarrollar. Pero lo que está claro es que una buena reforma incidirá en el crecimiento del negocio.