Compartir

En las últimas semanas se ha especulado mucho sobre la cuantía del agujero del Banco Popular. Y es que ha sido tal la convulsión dentro del mundo de la empresa q tenor de esta entidad bancaria que los inversores no han tardado en pedir auditorías independientes con el objetivo de conocer toda la verdad sobre este asunto. La última que han pedido ha sido a la consultora independiente JP Morgan y Lazard. Una auditoría cuyos datos han sido analizados por otras entidades más conocidas, más que nada porque son de España, y que son Bankia, Caixabank o BBVA.

Unos resultados que son muy preocupantes

Tras conocer los resultados de los análisis de los datos que han hecho las entidades financieras mencionadas anteriormente, hay que decir que la situación actual del Banco Popular solo se puede calificar como de muy grave. Y es que, según las cuentas se ha llegado a la conclusión de que el agujero que existe a día de hoy es de 3.000 millones de euros. Una cantidad con la que no contaban los inversores ya que les habían garantizado que dicha cantidad era mucho menor a esta.

Eso sí, esto no es lo peor. Lo peor es que puede darse el caso de que la ampliación de capital que han solicitado para reflotar el Banco Popular no sea suficiente. Algo que sería de una gravedad extrema si tenemos en cuenta que los inversores se están jugando su dinero y en muchos casos son ahorros de gente normal. Es por ello por lo que ya en los principales foros de economía se habla de un nuevo caso Bankia o de las medidas que habrá que adoptar si se quiere que todo esto llegue a buen puerto. Habrá que esperar acontecimiento para saber en qué dirección continúa todo esto.