Compartir

Imagínate un conteiner muy distinto al tradicional, que ocupe mucho menos espacio y que además permita el ahorro de millones de dólares, eso y algo mas es lo que ofrece Zbox, el contenedor que aspira a revolucionar el transporte marítimo.

Zbox, un contenedor que se pliega para ocupar menos espacio

Cuando los dueños del proyecto Gloria Arnandis y Miguel Navalón iniciaron sus investigaciones, una de las interrogantes que se plantearon giró en torno a lo que pasaría y cuáles serían los beneficios si un contenedor marítimo que se pudiera plegar, buscaron información respecto a proyectos similares en el mercado y pudieron constatar que tenían en manos un buen proyecto, descubrieron que lo que ofrecían con el Zbox, un contenedor plegable en forma de Z con la capacidad de colocar hasta 5 de ellos en el espacio donde solo cabría uno convencional, no era cualquier cosa.

navlandis, contenedor plegable

El contenedor convencional que por años ha servido para el transporte de mercancía, lamentablemente alcanza un provecho de uso de apenas un 50% y a la larga se han convertido en grandes cajas improductivas que generan costes difíciles de evadir.

Señalan los que conocen del tema que el 25% de estos viaja vacío en los barcos, en consecuencia, las empresas navieras optan por dejarlos vacíos en el destino hasta que se presente la oportunidad de llenarlos y rentabilizar su uso en el viaje de regreso; de hecho se observa como estos se acumulan en los puertos ocupando grandes espacios y su reposicionamiento le cuesta al sector 20 billones de dólares anuales.

Lo que ofrecen los creadores de Zbox es un contenedor que además de ocupar menos espacio supone también un ahorro potencial del 50% de los costes de reposicionamiento, proporcionando un ahorro de 10 millones de dólares anuales, hablando solo de transporte marítimo ya que el contenedor tiene mayores posibilidades de rentabilización en el transporte terrestre.

Navalón señala que en principio aspiran captar clientes que deseen probar su producto, para después decidir cual será el porcentaje de reposición que desean, la fabricación se hará de la mano de un partner industrial y después la venta, todo ello representa el inicio de  Zbox en toda una cadena logística.

Cabe destacar que la tasa de reposición de un contenedor convencional es del 10% anual, su proyecto habla de miles de contenedores, no obstante sus proyecciones financieras se mantienen conservadoras y apuestan por una sustitución progresiva del parque de contenedores actuales por los suyos. Pronto so contenedor revolucionario se presentará en el Puerto de Valencia.