Compartir

Ahora que parece que la recuperación a nivel económico en gran parte de Europa es un hecho, no es de extrañar que haya algunas compañías muy importantes dentro del sector textil, que se recuperen al punto de presentar unos beneficios mayores incluso que el año pasado. Este es el caso de la firma sueca H&M, la cual, este mes de abril ha obtenido un 7% más de beneficios que en el mismo periodo del año pasado 2016. Un dato que es muy positivo y que no hace otra cosa que  reafirmar el acierto que ha sido este nuevo enfoque que Hennes y Mauritz le ha dado al negocio desde hace ya u lustro.

Una estrategia basada en las personas

A pesar de que desde el punto de vista de la empresa y del marketing nos podríamos extender todo lo que quisiéramos, lo cierto es que no lo vamos a hacer. Más que nada porque basta en fijarse en tres pilares fundamentales para darse cuenta de que todo puede llegar a ser mucho más sencillo de lo que parece.

Todo ha empezado por el compromiso entre la calidad del producto y el precio. Un precio que se ha ajustado a la nueva realidad económica de las personas de modo que se ofrece un producto de cierta calidad a un muy buen precio dentro del mercado.

A esto hay que sumarle el compromiso con los adolescentes y con los millenials. Un compromiso que no ha sido otro que el de ofrecerle una moda actual y asequible. Además, han sido capaces de reunir algunos emblemas del mundo de la moda como Kate Moss o David Beckam con los que estas personas se sienten muy identificados.

Por último, también ha influido mucho el hecho de que los más pequeños de la casa también pueden adquirir ropa de calidad. Buenas marcas, buenos tejidos y excelentes precios han hecho que las madres se pasen por H&M cada poco tiempo.