Compartir

La marca Singularu nace en 1993, con la intención de proporcionar a los compradores potenciales que visitaban su sitio web la opción de adquirir un producto a medida, el que fuere, apoyándose en el trabajo de artesanos.

¿Cómo llega Singularu a ser la joyería On line que es hoy en día?

Ha sido mucha agua la que ha corrido bajo el puente de Singularu, en principio sus fundadores Cristina Aristoy y Paco Tormo ofrecían a los compradores de todo a la medida y gusto, muebles, forjas, joyería etc., no obstante, apareció la primera traba ya que los proveedores no estaban preparados para esto de las ventas On line y muchos de los proyectos no llegaron a buen término,  lo cual alejaba a los clientes.

Como buenos empresarios, notaron que los problemas mayores se presentaron con los productos grandes, en cambio con las joyas el comportamiento era diferente,  lo que les llevo a hacer evaluaciones un poco más al detalle.

equipo Singularu

Después de analizar minuciosamente que modelos, tamaños, estilos, diseños, etc., reportaban más ventas On line a nivel mundial, se encontraron con ciertos patrones que indicaron cuales productos de joyería eran los más comerciales. Inmediatamente llevaron adelante 13 modelos que se venderían a demanda, sin stock, el  público reaccionó favorablemente a tal punto que las ventas superaban las de otros joyeros; sin embargo un nuevo escollo a superar les toco la puerta.

Lo costoso de producir joyas artesanales a demanda les estaba afectando los márgenes, dado que es costoso y la artesana que para entonces les fabricaba las prendas de joyería decidió irse para producir en serie, así que esto los llevo a contratar un taller que atendiera la demanda de sus compradores por unos 6 meses, pero no estaban fluyendo las ventas como esperaban.

Más adelante se publicó en el blog de Sara Carbonero, la famosa periodista y presentadora de TV de España, unos pendientes de Singularu y esto impulso sus ventas, esto sucedió en el 2015.

En ese mismo tiempo, la conocida actriz española Paula Echavarría, lucio uno de sus collares y las ventas subieron aún más, pero el gran salto lo dieron en el Black Friday de ese mismo año, donde excedieron la proyección de ventas, vendiendo un total de 1.900 unidades y para lograrlo les toco correr para conseguir un proveedor que pudiera asumir la producción sin problemas.

Esto fue decisivo para que tomaran la determinación de trabajar con Stock y en paralelo continuar investigando el mercado en búsqueda de cosas que puedan ser innovadoras e interesantes para el público y sacarlas al mercado, bien en pocas cantidades para medir reacciones o en cantidades.

Así es como Singularu ha logrado evolucionar y posicionarse en las ventas On line.