Compartir

Las dos fuerzas políticas que han marcado un punto de inflexión en la forma de gobernar de la sociedad española, Podemos y Ciudadanos, se han reunido este viernes en el Congreso de los Diputados con el fin de negociar una propuesta conjunta para limitar los mandatos presidenciales y eliminar los aforamientos de diputados, senadores y miembros del Gobierno.

Ambos ya se han unido al Partido Socialista con el objetivo de impulsar la comisión de investigación sobre la presunta financiación irregular del PP. Pues bien ahora los dos nuevos partidos prosiguen el deshielo de sus relaciones al buscar un segundo acuerdo político.

Según han informado fuentes de las direcciones parlamentarias de ambas formaciones estos partidos revolucionarios incluso se plantean presentar una propuesta conjunta de reforma de la Ley de Gobierno para limitar a al menos ocho años o dos legislaturas los mandatos presidenciales. Las dos partes coinciden también en su deseo de eliminar los aforamientos, pero difieren en el método. Por un lado Podemos quiere incluir ese cambio en una reforma global de la Constitución y, por su parte, Ciudadanos acotarla a una modificación puntual.

¿De dónde ha nacido esta unión?

La cita tiene su origen en que el Partido Popular haya incumplido su compromiso de impulsar esas tres medidas, recogidas en el pacto de investidura que firmaron Marino Rajoy y Albert Rivera. A partir de ahí, Ciudadanos ha buscado apoyos entre los partidos de la oposición, encontrándolo en el partido de Pablo Iglesias. A pesar de todo ello, las dos nuevas formaciones seguirán necesitando la complicidad de las tradicionales para realizar esas reformas en el caso de que lleguen a un acuerdo. Un acuero que no se sabe cómo afectará a los votantes y a las bases de ambos partidos ya que puede ser que sean sensibles a estos cambios.