Compartir

El incidente se produjo en el paseo marítimo La Rambla, una famosa zona turística de la capital catalana.

Una furgoneta atropelló a varias personas en el paseo turístico de Barcelona, conocida como La Rambla, en la tarde del jueves y sobre las cuatro de la tarde. Según varios testimonios, confirmados por la Policía Catalán, un conductor subió por la vía, cerrada sólo para peatones, atropellando a las personas que estaban en el lugar.

La policía local alertó a la gente para que dejara la zona libre

Al menos 13 personas murieron y más de 80 resultaron heridas, según confirmaron las autoridades, pero la información aún está siendo actualizada conforme nuevas noticias surgen sobre el caso. Las autoridades tratan el atropello como un ataque terrorista y la agencia de noticias utilizado por el grupo AMAQ, vinculado al Estado Islámico, se atribuyó la responsabilidad.

La Plaza Cataluña que se encuentra a un lado de la Rambla está totalmente despejada y un policía nos decía mientras tanto, “Sin prisa pero sin pausa, vamos a poner un poco de orden“, comentaba una persona que se encontraba en las Ramblas en el momento del atentado.

El Gobierno de Cataluña (llamado Generalitat) determinó el cierre del transporte público en el centro de Barcelona.

conductor del atropello

Al menos una decena de equipos del Servicio de Emergencia fue trasladado a la famosa vía turística, atendiendo a casi los cien heridos que se encuentran tirados por el suelo.

Fuentes policiales afirmaron que el conductor de la furgoneta abandonó el vehículo a pie tras el atropello. Creen que el autor (o autores) del ataque se atrincheraron en el barrio del Raval de Barcelona, ​​que termina en la Rambla.

El paseo marítimo fue aislado, así como sus principales calles adyacentes, como la calle Pelai, Ronda Universitat y Plaza de Catalunya. La Rambla, una de las arterias más concurridas de la capital catalana, está cerrada a unos 300 metros de su tramo de unos 1,2 kilómetros de largo.

Además de los establecimientos comerciales y restaurantes, también se cerraron el metro, los autobuses y los ferrocarriles. Durante el incidente, hubo episodios de pánico, niños llorando y peatones corriendo sin sentido.

La policía militar de Cataluña, Los Mossos d’Esquadra, abrió una operación especial antiterrorista para intentar arrestar al agresor.

Desde EligeMadrid queremos enviar nuestra fuerza y apoyo a Barcelona y a sus gentes.