Compartir

Uno de los hospitales de mayor envergadura de todo el territorio español está a punto de ser vendido, según se conoció a mediante unas fuentes cercanas a la directiva, que a pesar de mantener la discreción de la operación, se han filtrado algunas noticias.

Esto sin duda alguna puede tener un impacto en todo el sector. Hay que recordar que el Centro Médico Povisa es el mayor hospital privado de Galicia y el tercer más grande de toda España, solo por detrás del Institut Pere Mata en Tarragona y la Fundación Jiménez Días en la ciudad de Madrid.

El Grupo Nosa Terra es el actual propietario y operador del hospital que actualmente atiende a más de 135.000 personas mensualmente, un número significativo ya que brindan desde servicios primarios hasta operaciones de diversas envergaduras.

Así terminaría una de las discusiones más grandes a nivel empresarial en el país, ya que son muchos los conglomerados que han querido hacerse con la propiedad de este centro médico, teniendo en cuenta su gran infraestructura y potencial de crecimiento.

Diferencias con un hospital privado

Hay que aclarar que este no es un hospital privado desde el punto de vista conceptual. En realidad este es el único que tiene un convenio activo con Sergas, el Servizo Galego de Saúde. Esto es lo que ha hecho que sea el centro médico de referencia en toda la región.

Así pondrían punto y final a toda una gestión del instituto, ya que está en sus manos desde el año 1996, cuando el hospital atravesaba por un momento financiero bastante crítico, de hecho estaba a punto de cerrar sus operaciones, afectando a miles de familias.

¿Quién es Ribera Salud?

Pero no todas son malas noticias, porque de concretarse la transacción toda la infraestructura pasaría a manos de Ribera Salud, una organización experta en gestión de centros clínicos. Actualmente son los líderes en la gestión privada de sanidad en todo el país.

En el año 1999 lograron crear un modelo de gestión de institutos de salud públicos a privados, eliminando así un paradigma que llevaba décadas impuestas en los ciudadanos que la sanidad debía estar en manos del Estado.

Sin embargo Ribera Salud es solo la punta del Iceberg, en realidad ellos son una marca del grupo estadounidense Centene Corporation. Ellos actualmente tienen el 90% del Ribera Salud.

Todo esto se está produciendo luego de que el hospital ha vivido unos años bastante complejos desde el punto de vista financiero. El año pasado reportó más de 7 millones de euros en pérdidas, algo sin precedentes en su historia.

Específicamente esto viene desde el año, donde los números rojos han crecido significativamente. Esperemos que con la nueva administración esto pueda cambiar.