Compartir

Todo un movimiento organizado con al menos 50 reglas escritas que se deben seguir al pie de la letra, eso es parte de lo que enseñan en los cursos de resistencia pacífica promovidos por el independentismo catalán.

En Peu de Pau, que significa en Pie de Paz es el nombre que las distintas organizaciones pro independencia han dado a esta iniciativa que pretende educar a la sociedad civil respecto a la forma correcta de actuar o reaccionar mediante estos cursos de resistencia pacífica.

La premisa es evitar la violencia a toda costa, por ello los participantes de movilizaciones y protestas pacíficas previstas para los próximos días deben estar correctamente informados de cada una de las reglas y seguirlas fielmente para no dar ningún tipo de excusas a las autoridades.

Pero esta iniciativa no es aislada a las palabras de Puigdemont de esta misma semana, de las cuales destacó el pacifismo que ha caracterizado las movilizaciones del independentismo y como esto les ha permitido avanzar como movimiento a lo largo del tiempo. Tampoco es casual que horas después de sus declaraciones se llevara a cabo una actividad formativa en Vilanova, mediante la que se ensañaba de forma práctica a los participantes como actuar sin violencia y se les explicaba cómo hacer resistencia desde su posición en el piso, como desplazarse en grupo hacia el bando contrario mostrando determinación, como resistir golpes de sus oponentes, etc.

resistencia 2.0 moviliza a todos los que quieran movilizarse

Hacen énfasis en una de las reglas de este curso de resistencia pacífica, que los participantes se cuiden de llevar el cabello suelto, exhibir pendientes de aros o accesorios como brazaletes, gafas y otros elementos que permitan que sean blancos de ataques; esto se aplica principalmente para los que van en la primera formación, que además se recomienda sean los más corpulentos y altos.

Se les enseña además a entonar algunas canciones, contraseñas para usar en momentos claves o de peligro y que deben hacer en caso de que sean arrebatados de un grupo.

Al parecer este conjunto de acciones y normas han surtido su buen efecto en las movilizaciones convocadas por el movimiento independentista, donde la participación de simpatizantes ha sido bastante nutrida y sín que por ello se hayan presentado incidentes con saldos lamentables, quizás alguno que otro muy puntual.

Este peu de pau asomó su cara en las redes el 17 de octubre y lo integran diferentes colectivos pro independencia, asociaciones del mundo civil, Òmnium Cultural y ANC y ya hoy suman más de 43.600 seguidores en la red Twitter, mientras que en Telegram pasan de los 16.000; desde está última convocaron la acción del 30 de octubre donde Catalunya Ràdio fue rodeada por personas entrelazadas unas con otras para responder a acciones previas y violentas en contra de la sede.