Compartir

En su declaración institucional desde la Moncloa, Mariano Rajoy ha dado la última advertencia a los independentistas para que no sigan a delante con sus pretensiones de llevar adelante el referéndum ilegal del 1- O.

Rajoy puntualizó que su gobierno está dispuesto a hacer uso de todas las herramientas de las que dispone para frenar el proceso independentista y cualquier intento de referéndum ilegal, quedando así de clara su última advertencia.

El gobierno y toda la maquinaria que conforman las fuerzas de seguridad y la justicia, han llegado a un punto donde son indetenibles en su determinación de parar el referéndum, cosa que hasta ahora luce factible dadas las actuaciones llevadas a cabo que han ido interrumpiendo cada paso de la Generalitat, sostiene Rajoy que su proyecto de ruptura carece de futuro.

En su mensaje reiteró su disposición de diálogo pero dentro de la Constitución y las leyes, señaló que siempre habrá formas de exponer las causas políticas siempre que estén dentro de la legalidad, en medio de un discurso donde por última vez advierte a la Generalitat que abandone sus propósitos para que evite mayores daños ya que solo van a lograr profundizar más la ya fracturada situación de los catalanes.

REQUETE ZASCA de MARIANO RAJOY a la diputada uruguaya independentista catalana de ERC

Su mensaje también fue dirigido a los radicales de la CUP y Podemos, quienes pretenden alentar a sus seguidores para que agiten las calles, en aras de hacer valer su supuesto derecho de autodeterminación; a ellos dijo que de hacerlo se encontrarán con que deben responder por sus actos de deslealtad, que no lo duden ni por un momento.

Está en juego nada más y nada menos que la democracia y por eso por cada paso ilegal que den para vulnerarla se encontrarán con una contundente respuesta del gobierno, dejando claro que no se amilanan ante el desafío, porque es momento de defender la nación; así mismo agradeció a las dos fuerzas constitucionalistas que le han brindado un respaldo incondicional, Psoe y Ciudadanos.

Los líderes de ambas agrupaciones políticas, Pedro Sánchez y Albert Riera, fueron citados de manera individual a primera hora en la Moncloa dado que la actitud y compromiso de apoyo de estos dos partidos es fundamental en opinión de Rajoy, a cada uno le fue explicado los pasos que tiene previsto dar desde ahora y hasta el 1 de Octubre.

Una intervención del Presidente Mariano Rajoy muy bien estudiada y preparada, con un solo y claro objetivo, dar al Govern una contundente advertencia en medio de un mensaje que lejos de mostrar debilidad alguna demostró contundencia al defender que España dentro de su estado de derecho no piensa escatimar en valerse de la ley para exigir las responsabilidades a quienes pretenden poner en riesgo la convivencia.