Compartir

Un discurso esposas en manos mediante el cual el diputado Rufián se ha dirigido al Ministro Zoido de una forma bastante particular y solo para reclamarle las medidas de detención y demás acciones emprendidas en contra de los líderes independentistas, se diría que al mejor estilo de comicidad forzada de Pedro Muñoz Seca, quien lo diría.

En su discurso, Rufián también apunta a Mariano Rajoy como el autor principal del revés que sufrió el independentismo y donde los principales representantes de este, están tras las rejas o han optado por huir de España como el mismísimo Puigdemont, así que de Rajoy el aspira algún día verle con un par de esas esposas que, por cierto, ¿de dónde las habrá sacado?

Rufián con una precaria asistencia a su lugar de trabajo, aparece ahora para hacer estas reclamaciones haciendo de protagonista de una especie de show que poco justifican lo que se le paga y que para muchos ha sido entre cómico y débil. No en vano, Ciudadanos es partidario de retirarle la compensación salarial; aunque algunos piensan que estaría bien pagarle para que no deje esa comicidad minuciosa que tiene.

Rivera anuncia ante Rajoy que el lunes presentará su ley para limitar los mandatos políticos

Cualquier posible entendimiento entre Rajoy e Iglesias está ahora muy distante y es que la certeza de que Podemos se ha convertido en un partido altamente nocivo dada su connivencia con el independentismo, ha hecho que el Presidente de Gobierno marque distancia, mientras Pablo Iglesias retoma sus exigencias contra Rajoy en un momento en el que su credibilidad ya no es la misma; lo cierto en cualquier caso es que los intentos del líder de Podemos por entenderse con el Presidente han fracasado a tal magnitud que se ha fracturado seriamente cualquier posible comunicación o confrontación medida.

Un diputado de Podemos opina que la actualidad la política española se mueve en dos carriles, un camino es el que defiende la unión cuyo talante es conservador cien por cien y por el otro que es proclive a las reformas la de talante progresista; afirma además que el 155 no termina de hacer el efecto esperado por el PP, entre otras cosas, por el resurgimiento del caso Gürtel y las revelaciones de Ignacio González, aunque Rajoy ha dado lectura acertada a la situación.

En medio de toda esta situación que trata de tomar forma surge el nombre de un personaje que de acuerdo a la opinión del Centro de Investigación Sociológica es el único que encajaría perfectamente con ambas tendencias (Conservadora y Progresista), un hombre que de sus 38 años de edad ha dedicado al menos 11 en la lucha contra el independentismo de Cataluña, su nombre es Albert Rivera.