Compartir

Muy poca gente se podía siquiera imaginar que se iba a poder desbloquear el iPhone 6 de color blanco que llevaba encima Diana Quer la noche en la que desapareció. Este teléfono fue encontrado hace meses por un mariscador en Rianxo, el cual, lo puso inmediatamente a disposición de las autoridades para que extrajeran toda la información que pudiesen. El problema es que había estado en el agua y en el lodo mucho tiempo y eran incapaces. De ahí que tuvieran que recurrir a recursos externos para poder conocer toda la información que contenía el terminal.

2.000 euros por desbloquear el teléfono

Este ha sido el precio que ha tenido que pagar una empresa israelí, afincada en Munich, para desbloquear este teléfono. Una empresa que no es nueva en estas lides ya que también ha estado implicada en el desbloqueo de otros terminales en otros casos similares.

Ahora que ya está desbloqueado, las autoridades han confirmado que no solo se puede acceder a los datos de las últimas llamadas sino que se puede acceder a todo lo que el teléfono tenga acceso como imágenes, filmaciones así como conversaciones de Whatsapp. Esto no hace otra cosa que abrir una nueva línea de investigación, la cual, por cierto, y viendo la gran actividad que tenía Diana Quer a través de las redes sociales, puede ser una de las más importantes que hay en el caso.

Ahora es de nuevo el turno de los investigadores, los cuales, tendrán que poner en contexto toda esta información, algo que no será una tarea sencilla desde ningún punto de vista dada la complejidad del caso hasta ahora, ya que una cosa es extraerla y otra muy diferente interpretarla de manera correcta y relacionarla con una de las desapariciones más misteriosas que ha tenido lugar en España en los últimos años.