Compartir

Miembros de la Generalitat y del Ayuntamiento de Barcelona han preferido dejar en mano de los expertos, la decisión de colocar obstáculos en las zonas de la capital que atraen más afluencia de visitantes y vecinos, todo ello en busca de medidas que protejan a las personas y a Barcelona de nuevos ataques terroristas.

Las autoridades realizaron una junta de seguridad extraordinaria en conjunto con representantes de las diferentes fuerzas policiales, con el fin de determinar las medidas de protección de la ciudad, de la que se ha desprendido la posibilidad de colocar obstáculos de preferencia móviles, no se descarta la instalación de algunos permanentes, incluso evaluarán si se convierten algunas vías en peatonales; lo que no se puntualizó fue para cuándo y en que sitios se colocarían los bolardos.

Joaquín Forn conseller del Interior, informó que decidieron trasladar el tema de seguridad a los expertos a fin de que indiquen si estas medidas son eficaces, le acompañan en la decisión Ada Colau y Enric Millo.

medidas de protección en Barcelona

El ayuntamiento de Barcelona ya ha optado por no colocar obstáculos permanentes en las vías tal como ocurrió en la Navidad pasada, lo que sí hicieron fue emplazar barreras provisionales en unos pocos actos navideños y también prohibieron que camiones de alto tonelaje circularan durante la realización de la cabalgata de Reyes. Forn puntualizó que los obstáculos fijos no son garantía de que los actos terroristas no se perpetraran.

Achaca la decisión de no colocar de forma generalizada los obstáculos que restrinjan el acceso a lugares de alta concurrencia, a los expertos de seguridad, destacando que la decisión no ha sido política y continuó diciendo que la instalación de las barreras físicas solo fue una recomendación generalizada, de haberse blindado la Rambla, seguro el ataque se hubiera trasladado a otros sitios de Barcelona como La Sagrada Familia, por ejemplo.

En la búsqueda de otras medidas de protección para Barcelona, el conceller afirmó que aumentará la presencia en la calle de los Mossos, la dotación de agentes destinados a la seguridad ciudadana aumentará en un 10% y los equipos de orden público en un 20%, de igual forma habrá mayor presencia de agentes en los aeropuertos y las principales estaciones de tren.

Se tiene previsto reforzar las medidas de seguridad en la manifestación contra el terrorismo, convocada para éste Sábado en el centro de Barcelona, así mismo serán fortificados los controles en el monumento a la Sagrada Familia por ser uno de los posibles objetivos de la célula que perpetró los ataques terroristas la semana pasada en Barcelona y Cambrils.