Compartir

Hace escasas horas se ha hecho público el último estudio que ha hecho el CSIC sobre aquellas cosas que más preocupan a los españoles. Una manera de saber cómo respira un país que está atravesando por una situación muy delicada. Un informe que ha arrojado unos resultados que poca gente se esperaba ya que en el último antes de este, el paro era lo que más preocupaba seguido de la corrupción pero de lejos. Con esto lo que queremos decir es que si bien es cierto que la corrupción preocupaba, lo cierto era que poco a poco la íbamos tolerando un poco más.

Sin embargo, todos se han llevado una sorpresa, desagradable por supuesto, cuando han visto que la corrupción de nuevo preocupa y mucho al conjunto de España. No en vano ha subido 7 puntos en la escala de valoraciones que el propio CSIC tiene para este tipo de informes.

¿Cuáles son los motivos de este ascenso?

A pesar de que los motivos no es algo que refleje el informe, lo cierto es que los sociólogos del propio CSIC han podido sacar algunas conclusiones que resultan muy interesantes. Por un lado saben que la decisión del juez de no condenar con una pena más ejemplar a Iñaki Urdangarín ha hecho que los españoles dejen de confiar en la justicia. Si a esto se le suma el hecho de que por muchas medidas que se pongan, todos los días tenemos que desayunar con un nuevo caso de corrupción o, cuando menos, con un nuevo indicio, las cosas están bien claras.

Un hartazgo generalizado que ha llegado a un informe que es el fiel reflejo de lo que siente la población en estos momento y mientras, por supuesto, son pocos los políticos los que quieren poner freno a una situación que es desde todo punto de vista insostenible.