Compartir

Hace ya algunas semanas desde este mismo diario ya adelantábamos que el líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, junto con todo su equipo, iba a llevar a cabo una moción de censura contra el Partido Popular para tratar por todos los medios posibles alejarlos del poder.

Sin embargo, desde ese mismo momento, y a pesar de que el líder de Unidos Podemos ha hablado con todas las fuerzas políticas que podían estar implicadas en este asunto y con algunas organizaciones sociales, hay que decir que no cuenta con ninguna clase de apoyo.

El mismo se postula como posible presidente

Lo primero que llama la atención es que es el propio Pablo Iglesias el que se ha postulado como presidente del gobierno alternativo ante un posible sí de la cámara. Decir que esta situación es bastante cómoda ya que sabe de antemano, salvo una sorpresa mayúscula, que no tendrá ninguna opción de ser el jefe del ejecutivo por lo que muchos lo han considerado como un brindis al Sol. Aun así habrá que estar atento a la votación aunque solo sea por las reacciones que pueden tener los diputados.

Un dardo envenenado al PSOE

Por otro lado hay que admitir que esta moción de censura que se ha registrado en el día de hoy no es otra cosa que un dardo envenenado hacia el PSOE. Y es que, justamente el lunes, una vez que se conozcan los resultados de las primarias, el nuevo líder de los socialistas tendrá que posicionarse sobre si quiere dejar gobernar a Mariano Rajoy o no. Un detalle que puede influir de manera directa en su futuro inmediato. Esto es algo que Unidos Podemos sabe y por eso quiere explotarlo hasta sus últimas consecuencias ya que lo que quiere es jugar todas las cartas posibles para desestabilizarlo.