Compartir

María Tores es el nombre con el que se identificó la falsa víctima del atentado en las Ramblas, Barcelona; solicitando ayuda económica para sus supuestos hija y nieto heridos de gravedad según su versión y con la cual pretendía ganar dinero fácil.

La mujer que dice ser valenciana, se hizo pasar por víctima y en su petición de donaciones en inglés señalaba que su hija Teresa Tores y su nieto Antonio Tores se encontraban de visita en Barcelona cuando sucedió el atentado en el que sufrieron daños de gravedad que les mantenían en el hospital, a Teresa con lesiones en la espina dorsal y a Antonio en coma por una delicada lesión en la cabeza, informando que los costes de la cirugía que necesitaba su nieto ascendían a 8.000 euros.

El mensaje fue colgado el pasado 21 de Agosto en la página de crowdfounding y Gofundme.com junto a una imagen del supuesto nieto, un niño de unos 3 años en cama e intubado. Vale recordar que esta página se utiliza para fines como este, además por usuarios angloparlantes por lo que su mensaje no levantó ninguna sospecha a priori debido que el público es extranjero por excelencia.

Anuncio en una web de crowfunding donde la victima pedia dinero

Sin embargo y para quienes si conocen poco o mucho, el sistema de salud pública español, resultó inquietante la petición de ayuda económica de la falsa víctima ya que habían ciertas incoherencias como el hecho de que siendo de origen valenciano se expresara en inglés, después llamó poderosamente la atención que abuela, madre e hijo llevaran el apellido Tores de primero.

María Tores, la victima falsa, extendió su petición a su red social Facebook y a través de todos sus amigos virtuales a quienes dijo palabras más, palabras menos, que después de haber ayudado a tanta gente y animales, era ella quien ahora necesitaba de ayuda por encontrarse en una situación desesperada y sin recursos económicos para ayudar a su hija y su nieto heridos de gravedad y hospitalizados ya que fueron víctimas de los atentados en Barcelona, cualquier donativo por poco que fuera ayudaría.

Tores fue contactada por un medio de comunicación y vía Facebook con la intención de una entrevista para conocer de cerca los hechos, respondió y mostró disposición de hacerlo y ofreció facilitar su número telefónico, cosa que no hizo, alegando que estaba muy atareada cuidando a sus familiares en el hospital.

Se informó a Gofundme.com de las sospechas alrededor de la petición de ayuda y fue cuando esta inicia su proceso de investigación donde notan que la supuesta María Tores no se conecta desde España  para hacer seguimiento a  su campaña de apoyo cuando se supone que estaba en el país cuidando a sus familiares y esto sumado a que no respondió a ciertos requerimientos de crowdfounding, originó el bloqueo de la cuenta asociada, le borraron el mensaje y reintegraron los fondos a los donantes.

Pero está no fue la única web que uso la falsa víctima para lucrarse, se conoció que hizo la misma petición, con la misma imagen en Youcaring.com mediante la que había logrado recaudar 1.368 euros. Posteriormente informó que su nieto había fallecido y se confirmó que no existen ni en vida ni fallecidos las presuntas víctimas Antonio Tores y Teresa Tores.