Compartir

Este miércoles la Comunidad de Madrid ha publicado en su Boletín Oficial, que ya está abierta la recepción de solicitudes de ayuda, que se tienen previstas en el conocido Programa de Empleo para los Municipios Rurales.

El Gobierno regional dispone de 11 millones de euros para dar atención a este Programa y de esta manera, se busca dar ventaja a desempleados y orientadores laborales para que se priorice su contratación en alguna de las 78 localidades de la región, en las que el número de habitantes es inferior a los 2.500.

El plazo establecido por la Comunidad parte desde este jueves 04 de Junio hasta el próximo 01 de julio, hasta entonces los ayuntamientos que estén interesados deben consignar las precauciones necesarias para hacer efectiva su solicitud, ante la Dirección General del Servicio Público de Empleo Madrileña.

Se trata de una iniciativa del ejecutivo de Madrid, que está contemplada dentro de la Estrategia que persigue dar mayor fuerza a los municipios rurales. La aprobación de las ayudas se hizo finalizando el 2019, con miras a que todos los municipios pudieran obtener el beneficio correspondiente, en caso de que lo solicitaran.

Con respecto a la convocatoria, la misma estaba planificada para el mes de abril del presente año, lo cual no fue posible debido al decreto de alarma el cual provocó la suspensión indefinida de los plazos administrativos, que facilitan los tramites y gestión de procedimientos para el sector público.

Los ayuntamientos y mancomunidades que no tienen más de 2500 habitantes, son los llamados a disfrutar de los beneficios que ofrece el Programa de Empleo para Municipios Rurales; ahora es importante destacar cuales son los objetivos fundamentales del mismo:

  • Promover la práctica laboral de aquellas personas sin empleo, en obras y servicios que se lleven a cabo en los municipios rurales.
  • Incentivar la cualificación profesional que se ajuste a lo que necesita el entorno.
  • Acciones que conlleven a la orientación profesional y por consiguiente a la prospección de empleo,  así como la potenciación del emprendimiento del colectivo, en función a las personas que han sido protagonistas de las actuaciones anteriores.

El programa además dispone de tres líneas de apoyo, que permiten conseguir estos tres objetivos.

La primera es contratar desempleados para que trabajen en obras y servicios que se desarrollen en los municipios y que sean de interés para el colectivo. La segunda es ejecutar las acciones que compaginen el trabajo y la formación, con el propósito de conseguir un certificado de profesionalidad en especialidades varias.

Por último, el tercero es ejecutar las acciones de guía profesional, para que los desempleados tengan apoyo tanto en la búsqueda de trabajos, como en el emprendimiento colectivo.