Compartir

Para la formación naranja su aporte va de política útil, cuando propone reducir la distancia social a metro y medio y así facilitar la reactivación de la actividad comercial, aumentando el aforo máximo que se permite hasta ahora.

El acuerdo entre Ciudadanos y el Gobierno está relacionado con el decreto destinado al levantamiento del estado de alarma, previsto para el próximo 21 de junio.

La discusión se fundamentó en las posibles mejores técnicas que se pueden aplicar dentro de la ley que regula la nueva normalidad, cuyas negociaciones entre ambas partes han tenido lugar desde este fin de semana que acaba de pasar.

Estas negociaciones se discutieron a cambio de que el consejo de Ministros de hoy martes, pudiera contar con el apoyo de los 10 votos de Cs. Dichas discusiones les han permitido al partido naranja, acortar un poco más la distancia social que ahora mismo es de dos metros a metro y medio en espacios públicos.

La intención es que el aforo sea mayor al que actualmente está permitido y de esta manera, favorecer la reactivación de las actividades comerciales.

Mientras tanto, todo apunta a que el Gobierno va a conseguir la misma mayoría absoluta con la que pudo aprobar la sexta y última prórroga del estado de alarma, ya que añadió este lunes el apoyo del PNV y el de ERC a última hora.

Edmundo Bal como portavoz y representantes de Cs en el Congreso, ha destacado la medida de un nuevo distanciamiento social de metro y medio  entre otras de las mejoras, que han sido negociadas entre el Gobierno y su formación política.

Así mismo señaló otras medidas como la recomendación de que las empresas impulsen el  teletrabajo de sus empleados, así como se dé inicio a competiciones de deportes tomando en consideración a las comunidades autónomas, sin que prevalezcan privilegios entre unas y otras.

Rescata el portavoz, que las normas son de suma importancia en la lucha contra el covid-19, al mismo tiempo que apuntan a que la economía se reactive con prontitud.

De igual forma tanto el Gobierno como Cs han manifestado su intención de iniciar muy pronto, los trabajos y discusiones que permitan realizar los cambios legislativos necesarios para que en caso de que surgiera una nueva pandemia, o nuevos brotes del covid-19, no se requiera de un estado de alarma.

De aquí que Bal presuma en las redes sociales, de fomentar una política útil mediante la cual, se toman las decisiones de forma razonada y pensada y no con las tripas, aludiendo a los partidos que solo se ocupan de rechazar el estado de alarma sin dar ningún aporte, que permita superar la situación actual.

Defendió la necesidad del estado de alarma, ya que permitió obtener una herramienta que facilitó el confinamiento y de esta manera se salvaron 450.000 personas.