Compartir

Si por algo se podían caracterizar hasta este momento los partidos de la nueva política, y es que así se hacen llamar ellos, era porque no tenían nada que ver con ningún caso de corrupción. Sin embargo, a pesar de que todavía está por ver, dos ediles de Ahora Madrid tendrán que declarar tras recibir la acusación de malversación de fondos.

Al parecer, Carlos Sánchez Mato y Celia Meyer pagaron con dinero público una serie de informes que tenían como objetivo demostrar algunas deficiencias del Open de tenis de Madrid. Unos informes que según se ha podido saber, fueron solicitados siguiendo unos cauces que no fueron los que se deben seguir en estos casos.

Se acepta a trámite la denuncia del Partido Popular

El Partido Popular, que en teoría iba a ser la formación política perjudicada en todo este asunto, al final se ha presentado como acusación. Y es que según ellos, y parece que así también lo ve el juez, el pago de los 100.000 euros que costaron estos informes salieron de las arcas públicas. Pero no solo eso sino que al mismo tiempo estos informes se adjudicaron a varias empresas, las cuales, no tuvieron que pasar ningún concurso por lo que se puede decir que se asignaron a dedo.

De todos modos, lo que ha terminado de enardecer los ánimos al Partido Popular, es que previamente a estos informes, tres fiscales dieron fe de que en el Open de tenis de Madrid no hubo ninguna irregularidad. De ahí que piensen que Ahora Madrid solo está llevando a cabo una maniobra para presionar al partido conservador y tratar por todos los medios posibles meterles en otra causa que dañaría mucho su imagen pública de cara a unos votantes que ya saben que no tienen muy buena imagen de ellos.