Compartir

Se estima que para el 2023 esté totalmente renovada la flota de taxis de Madrid; sin embargo, estos seguirán siendo contaminantes para la ciudad.

En todo caso, lo máximo que puede asegurarse el Ayuntamiento es que salgan de las calles vehículos antiguos que son al extremo contaminantes, ya que los próximos a ser sumados a las flotas de taxis existentes a partir del 2018 producen emanaciones contaminantes.

La única opción posible de armar una flota de taxis 0% contaminantes es comprar vehículos de suministro 100% eléctrico lo cual es al extremo costoso y deja a los taxistas sin la posibilidad de poder adquirirlos por un lado y por el otro habría que resolver el problema que supondría la recarga de estos, ya que se sería necesario incurrir en otros gastos para la instalación de postes trifásicos necesarios para una recarga más rápida y eficiente a los modelos eléctricos con baterías de alta capacidad.

Debido a esto, lo más seguro es que la nueva flota de taxis conste de coches dotados con motores de combustión interna, por consiguiente, contaminantes aun cuando la DGT los catalogue como 0 emisiones; así como también catalogó como 0 a los híbridos enchufables y a los eléctricos de autonomía extendida.

taxis 0% contaminantes

Parte de las opciones por las que pueden decantarse los taxistas, son los vehículos híbridos enchufables cuya autonomía es de un poco más de 40 kilómetros para después de funcionar como cualquier otro coche que genera emisiones y los coches eléctricos de autonomía prolongada; en ambos casos la factibilidad de que puedan ser adquiridos es poca debido a los altos costos de estos.

Vale señalar que los eléctricos con autonomía prolongada funcionan en principio en modo eléctrico y cuando se agota la batería funciona con el motor de gasolina que además hace las funciones de generador, lo cual también contamina aunque muy poco.

No se quedan atrás en cuanto a contaminación se refiere, los vehículos híbridos enchufables con menos de 40 kilómetros en función eléctrica, los híbridos no enchufables y los coches a gas que por cierto son los más económicos y seguro los que serán mayormente adquiridos por estar más al alcance de su poder adquisitivo, principalmente los de gas licuado del petróleo GLP que a la larga su rendimiento es similar al de gasolina y con emisiones hasta un 20% inferiores.

Otra opción menos contaminante sería el uso del gas natural comprimido GNC que es más limpio; sin embargo es de instalación un poco complicada y no hay suficientes postes para repostar ya que la inversión que se requiere para ampliar el servicio es bastante alta y a esto se une que el uso recurrente de éste sin las debidas revisiones periódicas pueden afectar seriamente el motor del vehículo.