Compartir

Europa ha sufrido muchas crisis y recesiones económicas que han puesto en aprietos tanto a las autoridades como sobretodo a las poblaciones más endebles. Sin duda alguna que es necesario hacer un cambio de políticas para poder sortear todos los retos que se avecinan.

España históricamente siempre ha estado muy golpeada por toda las crisis mundiales que se han presentado en las últimas ocasiones. Sin embargo y en esta ocasión todo parece indicar lo contrario.

Según datos oficiales, la economía ibérica se encuentra estable gracias al gasto público y el consumo promedio de la familia, lo que genera confianza de cara al futuro. Así lo reflejó el banco BBVA Madrid, donde bajó hasta un 2.2%  su previsión de crecimiento.

Bajó un poco, es verdad, pero sigue siendo mucho más alto que el promedio de países de la región.

El SMI un riesgo que hay que preveer

El salario mínimo tuvo una subida de un 22% en los primeros meses del año. A pesar de que muchas familias se han beneficiado de esta nueva medida y aplauden el aumento del sueldo, sin embargo a mediano y largo plazo podría producir daños a la nación.

Lo más importante no es la subida nominal de un ingreso, sino sostenerlo a través de producción e inversión constante de todos los agentes económicos para tener unas finanzas públicas sólidas. Si sólo aumentamos el salario podría haber riesgo de inflación en un futuro cercano.

El primer trimestre del año la economía española tuvo un crecimiento del 0,6%, una buena noticia en medio de toda la coyuntura que vive el continente. Sin embargo, el tema del SMI ha puesto en alerta a muchos analistas.

Existe un riesgo de paro de un 12%, siendo varias décimas inferiores que las cifras del año pasado. Los jóvenes son los que se están viendo más vulnerables en cuanto a sus ingresos y calidad de vida.

Existen muchos puestos que no pagan una cantidad significante que les permite un estilo de vida decente y al haber aumentado el SMI las empresas se ven obligadas a otorgarles el aumento o despedirlos. Los sectores como el comercio y la hostelería son los que se encuentran entre los peores remunerados de todo el país.

Riesgos en el futuro

Todo esto ha puesto en estado de alerta a las autoridades que ven dos factores internacionales importantes a la hora de determinar la economía futura de la región.

Por un lado se refieren al brexit y su decisión; sea cual sea va a traer efectos en el continente. La segunda y no menos importante es la posible recesión que enfrentará USA en los próximos 48 meses, algo que puede generar un sacudido mundial.