Compartir

Los créditos rápidos pueden ser tu salvación en situaciones en las que necesites dinero al instante, permitiéndote solventar esos gastos imprevistos o esas situaciones que te llevan a solicitar financiamiento a corto o largo plazo.

Los bancos se han vuelto entidades mucho más ágiles con respecto a los préstamos que ofrecen, también es cierto que siguen realizando una gran cantidad de preguntas y pidiendo requisitos que pueden llegar a dificultar tu acceso al dinero cuando más lo necesitas. En este sentido, los créditos rápidos y sin papeles son una opción que debes analizar de cerca.

Créditos rápidos

Son muchas las opciones que ofrecen este tipo de crédito, siendo importante que las conozcas para que puedas valorar y conocer el tipo que te puede venir mejor a  ti. Este método de financiación tiene ventajas y desventajas, las cuales podrás saber a continuación.

Ventajas de los créditos rápidos

Este tipo de financiación ha ganado popularidad gracias a sus facilidades y a la rapidez de respuesta. Algunas de sus ventajas principales te las explicaremos a continuación.

Justificación de solicitud

Los créditos rápidos no necesitan ninguna justificación, ya que no es algo que afecte a su aceptación. Esto los diferencia de los créditos bancarios, ya que en estas entidades te exigen explicar para qué quieres el dinero.

De esta forma, podrás utilizar el dinero de la forma que quieras, sin restricciones ni controles.

Presentación de nómina

Muchas de las plataformas de créditos rápidos no exigen la presentación de nómina, por lo que podrás pedir un crédito, aunque no dispongas de nómina. Es así como se facilita mucho el trámite del crédito.

Garantías de pago

Con este tipo de créditos tampoco necesitarás una garantía de pago. Sin embargo, esto depende de la financiera que utilices y de la cantidad del préstamo solicitado.

Al no contar con avales, hipotecas o depósitos, estos créditos son mucho más accesibles a todos, dando un buen margen de movimiento.

Capacidad de respuesta

Al cubrir todos los pasos necesarios para solicitar el préstamo, deberás esperar aproximadamente unos 15 minutos para su respuesta, por lo que podrás saber al instante si es aceptado o no y las razones de dicha decisión. Sin embargo, algo que debes tener en cuenta es que pueden tardar un poco más, en ocasiones, debido al flujo de solicitantes que tengan en ese momento.

Dinero en tu cuenta

Una vez que te aceptan la solicitud, debes esperar unas 24 horas para que puedas disponer de tu dinero. En algunas ocasiones puedes tenerlo mucho antes, puesto que depende del momento del día en el que tramites el crédito. Asimismo, el precio total estará en tu cuenta bancaria, para tu mayor comodidad.

Margen de préstamos

Estas financieras no son prestamistas de altas cantidades, son capaces de cubrir cuotas importantes manteniendo una media entre los 40 y los 1400 euros. Este margen de préstamo te asegura poder contar con liquidez en cualquier momento que lo necesites sin problemas.

Flexibilidad de pago

En este aspecto pueden distinguirse unas y otras, por lo que debes revisar apropiadamente las opciones que tengas. Existen compañías que ponen lapsos hasta de 4 meses para la devolución del dinero, dándote mucho tiempo de uso y alternativas de pago.

Pagos a plazos

Si el financiamiento es de una cantidad elevada, puedes establecer un contrato de pago a plazos. De esta forma, podrás contar con el tiempo de disfrute del dinero y devolverlo poco a poco. Por norma general, son plazos de días o cantidades exactas cada cierto tiempo.

Inconvenientes de los créditos rápidos

Como todo, los créditos rápidos también presentan algunos inconvenientes que debes considerar antes de aventurarte a pedirlos. Por esta razón, te los explicaremos detalladamente.

Intereses y comisiones

Este tipo de financiamiento puede tener intereses y comisiones elevadas, por lo que debes analizar si de verdad podrás pagar el dinero prestado en el tiempo establecido.

Letra pequeña

Dentro de cualquier contrato puede presentarse este inconveniente. Es por ello, que te aconsejamos que leas correctamente todo el contrato antes de aceptarlo. Esto evitará inconvenientes y desilusiones posteriores. Asimismo, ten presente cuál será la cantidad total a devolver.

Créditos especiales

Muchas personas confían en este tipo de financiamiento para salir de aprietos, puesto que han aprendido a convivir con ellos. Sin embargo, si no eres muy diestro en este tipo de créditos, lo mejor es que prestes atención a todos los detalles y solicites cantidades que te sean fáciles de devolver.

Asimismo, es importante señalar que los créditos rápidos pueden servir para solventar distintos tipos de imprevistos o realizar actividades con las cuales te sientas bien, pero no puedas permitirte inmediatamente. Lo fundamental es que consideres bien las características de cada préstamo antes de aventurarte a realizarlo y que puedas cumplir con tus plazos de pago.