Compartir

A finales de año comenzará a extender el servicio de BiciMAD más allá de la M-30. El proyecto, descrito por el equipo municipal, como “ambicioso“, pretende acercar por primera vez a Ciudad Lineal y Puente de Vallecas las bicicletas y los complejos turísticos.

En febrero se añadirán 468 bicicletas y se instalarán 42 nuevas estaciones en ocho barrios: Arganzuela (11 nuevas estaciones que unen las 11 ya existentes), Salamanca (37 en total), Chamberí (18 estaciones y 6 se añadirán), Chamartín (5 estaciones se sumarán a las 13 ya existentes y cubrirán el intercambiador de Plaza de Castilla).

Además, el proyecto prevé que para el 2019, BiciMAD duplicará su tamaño actual a una flota de 4.000 bicicletas y más de 350 estaciones.

“Es una muy buena noticia y me alegro de que todos los grupos políticos estén presentes en esta presentación”, ha manifestado la alcaldesa Manuela Carmena, para quien “el uso de la moto es bueno“. Sin embargo, no todos comparten su optimismo.

Inés Sabanés, delegada de Medio Ambiente y Movilidad, ha incluido esta ampliación de BiciMAD en los objetivos del Plan A de mejora de la calidad del aire. “Las bicicletas transforman la ciudad, haciéndola más amistosa y menos contaminada, por eso, la idea es llevar las estaciones a lugares “que faciliten la conexión con otros medios de transporte público“, añade Sabanés.

Problemas para llevarlo a Ciudad Universitaria

BiciMAD se sitúa en Madrid

Álvaro Fernández Heredia, director de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), que hace un año se hizo cargo de la gestión del servicio (anteriormente gestionado por Bonopark), señaló dos de las desventajas de su traslado a Ciudad Universitaria.

Tras la polémica sobre el plan financiero presentado el lunes en extremismo por el Ayuntamiento de Madrid, que no recibió apoyo de ningún otro grupo político, Fernández Heredia destacó que el coste del proyecto era demasiado elevado y que sería difícil encontrar una solución al problema de la ausencia de una nueva infraestructura.

Para lograr esta ampliación, el equipo de consultores de EMT ha realizado un estudio técnico y una encuesta, cuyas conclusiones son las siguientes:

  • Vicálvaro y Puente de Vallecas son las zonas más favorables para la movilidad ciclista.
  • Las estaciones con mayor volumen de préstamos son Plaza de la Cebada, Ronda de Valencia, Paseo de la Chopera, Calle de Atocha y Plaza de la Independencia, mientras que los barrios con mayor tasa de utilización son Sol, Cortes, Justicia, Recoletos y Jerónimos.
  • El 60% de los viajes con BiciMAD duran entre 5 y 20 minutos y viajan a una velocidad media de 12 kilómetros.
  • El 80% de los usuarios tienen entre 15 y 45 años y dos tercios son hombres.
  • El 85% de los usuarios de este medio de transporte han completado estudios universitarios y la EMT informó que “Septiembre ha sido un mes récord, con el mayor número de usos del sistema, con una disminución media en incidencias del 4%”. El número de abonados ya supera los 62.000.