Compartir

Parece que la Comunidad de Madrid, con Manuela Carmena a la cabeza, tiene como objetivo principal antes del año 2020, terminar con gran parte de la contaminación de la capital de España. De hecho, al Plan A que hace unos días se pudo en marcha, llega otro que tiene que ver con la serie de bonificaciones a aquellos usuarios de automóvil que decidan adquirir un coche de bajo nivel de contaminación. Estos vehículos, los denominados de clase medioambiental C, son el futuro según el consistorio de la comunidad, si lo que se quiere es tener un aire mucho más limpio y puro.

Bonificaciones de hasta un 75%

Con los datos encima de la mesa, hay que decir que la Comunidad de Madrid pretende renovar el 50% del parque automovilístico de aquí al año 2025. Esto pasa por una renovación más bien urgente de una gran cantidad de coches teniendo en cuenta que en Madrid hay varios millones de ellos. Por ello, y concretando con números, todas aquellas personas que adquieran un coche de etiqueta C entre los años 2018 y 2019, tendrán hasta un 75% de bonificación en el impuesto de circulación.

Sin embargo aquí no terminan todas las ayudas que la comunidad quiere dar ya que incluso se está planteando la posibilidad de que haya una rebaja en las tarifas del SER ya que al contaminar menos puede ser menos problemático que aparquen en el centro de la ciudad. Si a esto le unimos el hecho de que Manuela Carmena quiere hacer una inversión de 5 millones de euros para instalar cargadores eléctricos para los coches, tenemos el caldo de cultivo perfecto para que, de manera progresiva, la capital de España tenga un aire mucho más saludable. Un objetivo que quieren cumplir, sí o sí, para alinearse con las principales ciudades de Europa.