Compartir

Tras 15 días de huelga, protestas y conflicto sin cesar, no se han logrado acuerdos entre el gremio de taxistas y la Comunidad.

Las negociaciones no avanzan ni siquiera después de la última propuesta presentada por el gremio de Taxi el pasado jueves a la Comunidad de Madrid, calificada por el gremio como “más flexible” mientras el portavoz de la Comunidad se refirió a ella como “más radical”.

A tal efecto y vista la situación estancada, el gremio taxista se plantea  el cese de la huelga, aunque algunos miembros muestran su desacuerdo.

En tal sentido convocarán un referéndum para determinar el camino a seguir, mientras los líderes del taxi de Madrid se reunían por aproximadamente dos horas en la sede de la Consejería de Transporte con la Comunidad de Madrid, en nuevas conversaciones buscando acuerdos, pero la Comunidad no cede.

Julio Sanz, Presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid anuncia que la guerra va a ser larga, recibiendo abucheo de sus mismos compañeros, que lo acusan de querer dividir al gremio, por otro lado afirma que después de 15 días  de huelga sin conseguir los objetivos, se hace necesario replantear la situación.

Rosalía Gonzalo, Consejera de Transporte, ha declarado que se está tratando de buscar una vía para salir del conflicto en positivo y recuerda que se han quedado 3000 familias sin trabajo en Cataluña.

Afirma que los taxistas van a tener la oportunidad de sentarse a dialogar con los VTC, y negociar una forma en la que puedan convivir, en tal sentido anunció que convocará a un Comité de Transporte extraordinario, donde se encontraran, Taxistas, los VTC, la Federación de Municipios de Madrid y el Ayuntamiento como invitado.

Los taxistas muestran su descontento de antemano con esta medida, manifiestan su molestia por no haber logrado sus objetivos después de 15 días de huelga y afirman que tratar de negociar con la Comunidad es como estrellarse contra un muro.

Algunos comienzan a experimentar la sensación de desaliento y derrota, dicen sentirse engañados y despreciados como gremio, como lo declara Sanz.

Por otra parte y durante este lunes los taxistas han estado recibiendo muestras de solidaridad de parte de colegas de otras comunidades, que se han presentado en la Puerta del Sol a brindarles apoyo moral. Emilio Gabarda es uno de ellos, quien afirma que son el orgullo del gremio y que los taxistas de Barcelona, Andalucía o Valencia les apoyarán hasta el final.

Declaran tener el ánimo como el primer día y la moral alta por las muestras de apoyo recibido de sus compañeros y que se mantendrán en pié de guerra hasta el final y lograr una regulación que los proteja de la competencia.