Compartir

La necesidad de aliviar el tránsito de pasajeros en Puerta del Sol, abrir el nuevo eje de conexión entre el sur y el suroeste de la zona con el centro de la capital Madrileña y proveer de más servicio público a la Gran Vía, es lo que persigue Cristina Cifuentes con sus actuaciones anunciadas la semana pasada.

Pedro Rollán, consejero de Transporte, Vivienda e Infraestructuras, deja pendiente también el enlace de la estación de Cercanías del Sol con la del Metro de Gran Vía y la ampliación de la línea 11 del sub urbano; ambos proyectos le fueron presentado a Inés Sabanés dado que es muy necesario el trabajo en conjunto con el Ayuntamiento para que se les provea y con la agilidad que amerita el caso, sobre todo a la hora de obtener las licencias para las obras de la Gran Vía, que es la más inmediata y cuyo presupuesto es de 18.000 millones de euros, está por ser aprobadas en unas dos semanas por el Consejo de Gobierno de la Comunidad.

La finalidad de estas obras es descongestionar la Estación del Sol que se satura mucho en ciertas épocas del año, después paliar un poco los efectos del cierre del tráfico en el eje de Gran Vía y previsto para el próximo año, cuyos usuarios van a migrar a las estaciones y al transporte público y también para proporcionar una alternativa a la salida del km 0, a los usuarios de Cercanía.

ampliación de líneas en Madrid en búsqueda de aliviar el tránsito de pasajeros

Se prevé ampliar el vestíbulo y la instalación de 5 ascensores en la Gran Vía para apoyar el servicio de Intercambiador que prestará la estación Gran Vía dado que allí se conectarán las líneas 1 y 5 del Metro y las C3 y C4 de Renfe.

Rollán recordó que lo que se busca es acompasar las obras de ampliación con las que realizará el Ayuntamiento en el marco del plan para Gran Vía, en función de incidir lo menos posible en las vías; por eso, la Consejería de Transportes tiene planificado que las obras inicien en enero, justo después de las fiestas y culminen antes de diciembre dado que es el mes con mayor tránsito en la zona.

Con respecto a la ampliación de la Línea 11 para proporcionar 6,5 kilómetros nuevos, la misma va a demorar un poco más y responde a la decisión política de recuperar la ampliación de la red Metro; está conectará Plaza Elíptica con Conde de Casal, tendrá paradas en la Línea 3 y en Atocha Renfe de Línea 1, para lo cual cuenta con una dotación de 285 millones de euros.

Lo que persiguen es hacer ambos puntos más atractivos para que se produzca una migración del transporte privado al público.