Compartir

Cuatro individuos acusados de abuso sexual, prostitución y agresión sexual fueron detenidos por la Guardia Civil, los mismos ofrecían droga a seis menores, un chico y cinco chicas habitantes de El Escorial y Galapagar a cambio de mantener relaciones sexuales e incluso los obligaban a cometer tales actos lascivos.

El Instituto Armado informó a la prensa que a los detenidos también se les inculpa en el marco del operativo ‘Los jarales’ de inducir a los menores al tráfico de drogas, abandono de su domicilio, corrupción de menores y delito contra la salud pública. No se descarta que existan más víctimas por estos abusos de carácter sexual.

Desde finales del año pasado año se dio inicio a las investigaciones, cuando en el Cuartel de la Guardia Civil de Galapagar se recibieron varias denuncias de desaparición de menores de 14 y 15 años en dicho municipio madrileño; estos después de varios días fuera de su residencia aparecían con “evidentes signos de consumo de sustancias tóxicas”.

En el proceso de la investigación se conoció que a “los menores a cambio de mantener relaciones sexuales les ofrecían drogas para su autoconsumo, hasta fueron forzados e intimidados.

La dependencia a las sustancias y el estado emocional que generaron y exteriorizaban, llevaron a los especialistas a esclarecer el problema. Además eran reincidentes en el caso de abandono de sus hogares. En otras oportunidades, los facinerosos le proporcionaban estupefacientes para venderlos en su círculo social y hasta en el interior de sus respectivos centros escolares”.

Por las pesquisas realizadas se pudo identificar a dos hombres como sospechosos de los sucesos y se ubicaron las casas, una en la urbanización Los Arroyos de El Escorial y otra en Galapagar donde se consumaban los atroces hechos.

Se procedió a registrar ambas habitaciones y con la  intervención de los agentes policiales, se encontraron una pistola simulada, una escopeta, discos duros, ocho teléfonos móviles, 635 euros en moneda seccionada, ordenadores, prendas de ropa con alarmas y etiquetas, así como 97 de hachís y 385 gramos de marihuana.

Tres de los involucrados fueron capturados al momento de entrar a los domicilios y hacer la inspección. El cuarto sujeto fue detenido en Torrejón de Ardoz, localidad a donde huyó. Hasta el momento han sido identificados seis menores.

Los detenidos con edades entre 25 y 56 años cuentan con antecedentes por hechos relacionados a Robos con violencia, fuerza e intimidación, Hurto, Lesiones, Desobediencia, Receptación y Atentado a Agente de la Autoridad. Ya fueron puestos a las órdenes de la jurisdicción judicial, quien determinó el ingreso en la cárcel a dos de los criminales.

La operación fue llevada a cabo por los agentes de la Guardia Civil del Equipo de la Policía Judicial de Collado Villalba.