Compartir

Por una parte, el sector de transporte propone que solo un 60% de la flota de taxis esté disponible, mientras el Ayuntamiento de Madrid se decanta por hacer voluntaria la cantidad de horas a trabajar.

El Ayuntamiento también está evaluando con el sector de taxistas una tercera forma, debido a que pueden presentarse en el futuro cercano problemas con una huelga ya anunciada y una protesta ya vivida.

Por su parte,  los taxistas ya han adelantado su petición de reducir al 60% la cantidad de taxis, ya que la demanda es muy poca a lo que han respondido que esto no es viable si no hay estado de alarma de por medio.

Esta falta de coincidencia entre las partes, ha conllevado a una tercera opción que consiste en flexibilizar la cantidad de horas y días de trabajo, eliminando la obligatoriedad de cumplimiento.

Una propuesta que ha surgido de parte de José Luis Martínez- Almeida, alcalde, y de Borja Carabante en representación de Medio Ambiente y Movilidad.

Han señalado que a partir de ahora los taxistas quedan liberados de su obligación de trabajar determinada cantidad de horas diarias y días fijos, quedando claramente expuesta esta nueva alternativa por parte del Ayuntamiento madrileño para este sector en particular, desde donde han convocado una protesta a ser realizada el 30 de junio.

La convocatoria de dicha protesta proviene de la Gremial Autotaxi, la Federación Profesional del Taxi y Elite Taxi.

La respuesta emitida por el Ayuntamiento deja en claro que la propuesta de reducción de la flota de taxis a un 60% no es viable en estos momentos, tal como se ejecutó en medio de la pandemia y del estado de alarma producto de ella, debido a la drástica disminución de viajeros y usuarios en general.

Para poder dar curso a su petición, se tendría que modificar la ordenanza que durante estos últimos meses ha estado en vigor y esta es una acción que no es posible ejecutar de inmediato, pues la regulación de dicha norma conlleva a un proceso que se debe cumplir.

Así lo señaló el delegado de Medio Ambiente, una vez que anunció la propuesta.

Así mismo la autoridad municipal va a seguir en conversaciones con este sector, con el propósito de evitar que se realicen las concentraciones alrededor de Cibeles este próximo martes, a propósito de la convocatoria de huelga.

Al respecto el alcalde Martínez- Almeida han manifestado que se harán tantas reuniones con el sector, como sean necesarias con la intención de dar con las soluciones que estén dentro de sus competencias y capacidades como alcalde de Madrid.

El sector de taxistas en una pieza fundamental para la movilidad de los ciudadanos en la ciudad capital, por lo tanto no es factible obligar a no prestar el servicio a quienes desean trabajar, señalo Almeida.