Compartir

En medio de la desesperación, el padre de la auxiliar detenida por estar presuntamente vinculada a la muerte de una paciente, gritaba  “mi hija es inocente, ella sería incapaz de hacer una cosa así.”

Beatriz L.D, auxiliar de enfermería del Hospital Príncipe de Asturias de Madrid, ha sido detenida el pasado Sábado bajo la acusación de haber matado a la paciente de 86 años, Consuelo D, a quien le inyectó aire en las venas.

El hecho se suscitó el pasado 03 de agosto, en la Unidad de Medicina Interna donde estaba hospitalizada Consuelo y donde desempeñaba sus labores la Auxiliar, la paciente ya estaba por salir de alta y de pronto tuvo una recaída que le llevó a la muerte.

En vista de las extrañas circunstancias, el cuerpo de médicos se puso en alerta y emprendió sus investigaciones para dar con las razones de la muerte de la paciente, fue mediante un TAC que detectaron la presencia de una burbuja de aire en el corazón de Dolores, lo que indica que la muerte la produjo una inyección de aire en sus venas.

madre Beatriz L.D angustiada

Al respecto, su padre afirmó que el cargo de auxiliar que ostenta su hija, no le da el acceso a colocar vías, ni inyecciones, tampoco suministrar medicamentos, su trabajo solo se limita a hacer las camas y asear a los enfermos.

Beatriz de 37 años, trabajó anteriormente en otro centro hospitalario (Hospital La Paz), también en residencias de ancianos y cuenta con una trayectoria de 10 años en el Hospital Príncipe de Asturias donde paso a interina en el 2014.

Pero ante la muerte de la paciente de 86 años, el Cuerpo Superior de Policía recuerda que hace dos años la misma auxiliar fue investigada por la muerte en raras circunstancias de otra mujer hospitalizada allí mismo y que también era atendida por ella, aun cuando no hubo acusación en firme por falta de pruebas.

El padre ha dicho que no observó ninguna conducta en su hija que sugiriera algún estado de decaimiento o preocupación, por el contrario, se le había visto muy animada, además resaltó los comentarios a favor que hacen con respecto al trabajo de su hija algunos familiares de pacientes.

Después de su declaración el pasado Lunes, Beatriz ingresó a la prisión sin derecho a fianza y fue llevada al módulo de mujeres de Alcalá Meco. La imputación inicial es la supuesta comisión del delito de asesinato, sin prejuicio de que sea modificada en la medida en que avancen las investigaciones.

Su padre ha acusado a los medios de no respetar la presunción de inocencia de su hija, es mucho el maltrato recibido por la redes sin siquiera haber pasado por un juicio.