Compartir

El pasado martes fue detenido  por la guardia civil en Madrid, un presunto yihadista acusado de estar metido de lleno en la distribución de propaganda terrorista y actividades de radicalización en nombre de Daesh.

El yihadista estaba implicado en diversas actividades terroristas

El detenido dio claras señales de su total identificación con actividades terroristas y con los miembros de este grupo  y su comportamiento de hecho fue abiertamente radical, donde  inclusive justifico las acciones violentas de parte de estos; según lo han señalado funcionarios del ministerio del interior.

El ciudadano detenido en Madrid, responde a las iniciales A.H, es originario de marruecos específicamente de Ait Aissa, tiene 31 años y lo han relacionado con el sistema de propaganda terrorista del grupo Daesh en España. El proceso de captura se realizó bajo la tutela del juzgado central de instrucción no 5 y de la fiscalía.
yihadista vinculado con el Daesh

Este presunto terrorista, hizo uso de sus conocimientos en informática para evitar su detección y así poder difundir contenidos radicales a su antojo; vale recordar que esta forma de transmitir propaganda por internet y por dispositivos móviles es una forma eficaz que hoy día tienen a mano y que suelen utilizar los grupos radicales para difundir sus mensajes terroristas, captar cada vez más adeptos y hacer públicos muchos de sus actos.

Ya de esto hay pruebas suficientes con las diversas productoras llevadas adelante por Daesh y al Gaida para mostrar actos atroces y garantizarse los espectadores.

el Daesh inclusive ha desarrollado aplicaciones especiales para los dispositivos móviles, accesibles mediante canales restringidos dado sus contenidos de naturaleza peligrosa, ya que informan con manuales explícitos como cometer actos de terrorismo y de esta forma entusiasmar a quienes tengan acceso a ellos; por supuesto el hallar a este presunto yihadista en España es motivo de preocupación para las autoridades.

El proceso posterior a su detención, abarca la revisión exhaustiva de su domicilio en busca de más pruebas relacionadas con sus actividades en internet y de sus redes sociales donde señalan que mantiene gran cantidad de contactos, con personas residentes en España y en otros países.

El proceso de investigación dio comienzo el pasado 2016, por especialistas de la guardia civil con la colaboración de la agencia europea de policía y cuyos miembros se han trasladado a España para hacer la constatación en directo de  toda la información de las relaciones internacionales del  presunto yihadista.

A este trabajo investigación se han sumado funcionarios policiales y miembros especialistas en inteligencia de otros países.