Compartir

Una de las ventajas que tiene la capital de España es que la libertad de expresión, sea esta cual sea, es un hecho. No obstante, uno de los inconvenientes de la ciudad de Madrid, es precisamente ese. Y es que, dentro de esa libertad de expresión, en los últimos días, por la zona más céntrica de la ciudad, se ha dejado ver un autobús con un mensaje que estaba en contra de todas aquellas personas que son transexuales o que, incluso, puedan verlo con buenos ojos.

Eslóganes para que no nos engañen

A decir verdad el eslogan que rezaba el autobús era bastante explícito. Decía que los niños tiene pene y las niñas tiene vulva para finalizar con un llamativo y expeditivo “que no te engañen”. Unos mensajes que se han visto como claramente discriminatorios frente a un colectivo que cada día que pasa, y a pesar de los esfuerzos que se hacen, tiene más problemas para adaptarse a la sociedad en la que vivimos.

El PSOE pidió su inmovilización

Sin embargo, y esto es motivo de alegría para los vecinos madrileños, esto ha servido para que las distintas fuerzas políticas que forman el arco parlamentario de la capital, aúnen fuerzas y se mantengan unidas ante una decisión unánime. Había que poner todos los recursos disponibles para inmovilizar este autobús.

No solo porque el mensaje era claramente xenófobo sino porque da una imagen de la ciudad que no quieren sus dos máximas representantes que no son otras que Cristina Cifuentes y Manuela Carmen. No en vano, con la inmovilización de este transporte se quiere volver a dar la imagen de que Madrid es una ciudad tolerante en la que caben no solo todos los pensamientos sino también todas las personas. La capital de España no podía responder de otra forma ante este caso tan flagrante.