Compartir

El nuevo carril Exprés de la A- 2 funcionará en el carril izquierdo de cada sentido de la vía, su puesta en funcionamiento está proyectada para el otoño del 2018 y apunta a ahorrar tiempo a los usuarios.

Está previsto el uso del carril exprés tanto para los autobuses, como para los vehículos con dos o más ocupantes, lo cual va a permitir el ahorro de al menos 15 minutos por trayecto en el desplazamiento de los usuarios, lo que normalmente les toma 40 minutos en el mismo recorrido.

El recorrido total es de 19 kilómetros partiendo en el sentido de entrada desde la M-300 entre Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz y hasta llegar al intercambiador de Avenida América, siendo éste último el punto de salida sin que aun esté definido a donde llegará porque el proyecto no está culminado.

Esto lo han hecho saber los representantes de las tres administraciones que participan en el proyecto, como Iñigo de La Serna (Ministro de Fomento), Pedro Rollán (Consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid) e Inés Sabanés (Delegada demedio Ambiente del Ayuntamiento).

Iñigo de La Serna (Ministro de Fomento)

Dotado de tecnología de punta, balizamientos luminosos en todo el trayecto, señalización basada en tecnología LED, intuitiva mediante la activación y desactivación dependiendo del tráfico, aunque está previsto inicialmente que funcione en horas punta de la mañana de 7 a 9 con posibilidades de llevar el servicio a las horas de más tráfico de la tarde.

No existirá una separación física del carril exprés con respecto al resto de los carriles gracias al sistema inteligente de señalización, cosa que si sucede con el del Bus-Vao de la A- 6 que por cierto ha brindado muy buenos resultados.

El proyecto servirá como piloto en una actuación sin precedentes encabezada por estas tres administraciones, que apuntan a extenderla a todo el país y que han trabajado intensamente en ésta innovación; se espera que la firma del convenio se produzca en Noviembre próximo.

Una buena parte del coste de la obra valorada en 15 millones de euros la sumirá la Comunidad de Madrid y en menos proporción el resto de las administraciones, según informan fuentes de la Consejería de Transporte.

Se aspira que con el uso del carril, se reduzca el uso del vehículo particular, el tiempo de tránsito y las emisiones de CO2 mientras que la cantidad de usuarios estimada es de unos 15.000 diarios, siendo cinco los puntos de acceso al carril bus exprés donde hay que acometer las obras que permitan a los autobuses recoger y dejar pasajeros.

Las sanciones originadas por el uso indebido del carril por parte de los usuarios que no estén autorizados, aún se desconocen.