Compartir

La Audiencia Provincial de Madrid solicitó una condena de 69 años de cárcel para el ex profesor Andrés Díez, por el presunto delito de abuso sexual de manera continuada hacía 14 alumnas del colegio Valdeluz Agustinos de Madrid.

De igual manera, la Fiscalía pide la inhabilitación para el ejercicio de la docencia y el cumplimiento de mantenerse alejado a una distancia mínima de 500 metros de cada una de las víctimas, durante un periodo de cinco años. El juicio comenzará el próximo lunes 21, en la Sección 23 de la Audiencia Provincial de Madrid.

El docente ha alegado su inocencia y negado los hechos por los cuales ha sido acusado. La Fiscalía le imputa al acusado trece delitos continuados de abuso sexual. Entre las víctimas, se encuentran jóvenes de hasta 24 años, que sufrieron de los abusos por parte del profesor, cuando eran menores de edad.

El Fiscal apunta en su querella que el docente inició sus labores en el citado colegio, desde el año 1999, impartiendo clases de ética, música y religión.

El docente acusado de abuso sexual, se enfrenta a una posible sentencia de 69 años de cárcel

Igualmente era tutor de varios cursos de Bachillerato y dirigía una escuela de música, llamada Melodía Siglo XXI en un local colindante al instituto educativo, donde también daba clases de piano y lenguaje musical a las  mismas alumnas del colegio.

Mientras impartía las clases, se beneficiaba de su condición de docente y de la privacidad de las clases que ello implicaba, para abusar de las menores.

A medida que pasaba el tiempo, el acusado fue incrementando sus abusos, con la intención de satisfacer su deseo sexual. De besos fue pasando a caricias en las piernas y tocamientos en zonas íntimas, así mismo les incitaba a que le tocaran sus genitales.

El procesado también organizaba barbacoas anuales en su domicilio madrileño, de Sevilla la Nueva, para propiciar encuentros con las alumnas en un lugar reservado y así proceder a cometer sus abusos sexuales.

Adicionalmente y por concepto de responsabilidad civil, el Ministerio Público, exige tanto al acusado como al colegio y a la empresa aseguradora, la indemnización de 270 mil euros a siete niñas por los daños morales causados. Igualmente reclama el pago de 240 mil euros, al procesado y a su academia de música, por igual concepto.

En este sentido no habrá audiencia pública y se ha acordado celebrar todas las sesiones de manera oral y a puerta cerrada.

De igual forma, se prohíbe la divulgación o publicación de datos relacionados con las víctimas que pueda facilitar algún tipo de información que las identifique de directa o indirectamente. Además, se prohíbe la obtención, divulgación o publicación de imágenes de las menores o de sus familiares.