Compartir

José Antonio Sanz de Arcos logró ser una auténtica sensación en Ibiza con su agilidad en las estafas, donde anduvo una semana viviendo como rey sin gastar ni un solo euro. Este es un maestro en hacer trampas con una lista de media docena de delitos de la misma índole en 2013, pero al final pudo ser capturado por la policía.

El plan del hombre de 40 años era simple y eficiente

Utilizando el nombre falso de Enzo, logró engañar a una escort y actriz porno de Madrid que encontró a través de internet. Tras haberle pagado 6 mil euros por su servicio de compañía, con su agilidad la magnetizó con regalos, cenas, promesas e ilusiones. La convenció de abandonar su oficio y crear juntos una sociedad de venta de autos de lujo.

Enzo le pidió un aporte de 14.500 euros para comenzar a formar la  supuesta exitosa compañía, a cambio y para no crear sospechas, le regaló a la mujer un auto Minnie Cooper de segunda mano, que obtuvo de una transacción falsa de 7.500 euros, engañando al vendedor del vehículo.

El estafador de escorts que simuló ser millonario

Inmediatamente después de cobrar la totalidad del dinero, Enzo desapareció con el dinero y se llevó también el Mini Cooper consigo.

Meses después aparece en Alicante con su otro nuevo nombre falso, Steffano. Allí continuó engañando a muchas personas.  Steffano decide alquilar los servicios de un yate por un precio total de 24.500 euros, cuyo pago soportó con un comprobante y transferencia simulada.

Después Steffano tomó el yate y se dirigió a Ibiza. Ya en la isla y con su apariencia de hombre millonario, contrata a un chofer quien era tripulante de la embarcación, al que convence para que le alquilara una Hummer por 800 euros y le prestará también dinero en efectivo, con la condición de que transferiría  a su cuenta un precio superior al gastado.

De la misma manera siguiendo sus tácticas de engaño y a bordo del yate, organizó fiestas, servicios de catering  y de escorts, los cuales pagó con falsas transferencias y depósitos falsos en cajeros.

Finalmente, José Antonio Sanz de Arcos fue capturado solo después de haber comprado  una casa de siete mil euros en la Isla Balear, a través de otro pago falso. Actualmente se encuentra encerrado en la cárcel de Soto del Real y se enfrenta a una condena de 2 años de prisión.

Hoy martes 3 de julio, fue el juicio en la Audiencia de Madrid por el delito continuado de estafa. Según personas cercanas, el condenado es apodado “el encantador de serpientes” por su manera de estafar.