Compartir

El juzgado de instrucción número 42 de Madrid ha acordado el sobreseimiento provisional de la causa  y archivado la investigación, contra los tres agentes de la Policía Municipal de Madrid que vertieron comentarios insultantes contra la alcaldesa de la ciudad, Manuela Carmena a inmigrantes y ciertos periodistas, como Antonio García Ferreras y Ana Pastor, en noviembre de 2017, en un chat de Whatsapp integrado por un total de doscientos participantes, sesenta de los cuales, eran administradores.

En el chat se nombraba a la alcaldesa de Madrid como “vejestorio despreciable”, asimismo, se enaltecía a Hitler y al régimen nazi y se insultaban a los inmigrantes.

En este sentido, el juez Juan José Escalonilla reconoce en el auto, que las expresiones fueron ciertamente xenófobas e incitadoras al odio y a la violencia. Sin embargo en este caso, al no haberse llevado a cabo públicamente, tal como lo exige la normativa penal española, no se apreciaron indicios racionales suficientes que permitan imputar a los policías por sendos delitos de odio.

El Juzgado archiva la causa contra los tres policías de Madrid que insultaron a Carmena

El juez reconoce que las expresiones incitan al odio pero no ve delito al ser manifestadas en privado.

El magistrado entiende que en el chat, creado para discutir exigencias laborales de los policías municipales, no se permitía invitar a personas ajenas a ese cuerpo policial, según aseveraron algunos agentes que declararon en calidad de testigos y a pesar de que había alcanzado los 200 participantes, al momento de la denuncia poseía 116.

Del mismo modo, el juzgado desestimó investigarlos por injurias contra la autoridad ya que no se puede apreciar conducta o ningún comportamiento amenazante en los mensajes. Tampoco observa delito en los comentarios contra el denunciante, conocido con el seudónimo de Ronin en el chat, quien aseveró haber sido amenazado hasta de muerte,  por reprochar los comentarios hechos por otros integrantes.

Cabe señalar que contra esta resolución, se puede presentar recurso de reforma subsidiario de apelación.

El portavoz del Partido Popular (PP) José Luis Martínez-Almeida, ha manifestado que si bien siempre han considerado que los comentarios del chat eran totalmente condenables, entendían que desde una perspectiva jurídico-penal esta situación pudiera no constituir un delito en los términos denunciados por el equipo de Gobierno madrileño que lidera Manuela Carmena.

Así mismo, respetan las decisiones tomadas judicialmente y lamentan los comentarios hechos en el polémico chat, no obstante, el equipo de Gobierno tendrá que analizar si se utilizó de forma excesiva el referido chat en un momento determinado, para hacer cierta maniobra de propaganda, contra la Policía Municipal.

De manera separada al procedimiento de los tribunales, los agentes de la policía municipal tienen pendiente un proceso administrativo disciplinario abierto por la dirección del cuerpo policial.