Compartir

El apego y amor hacia su mascota ha llevado a Ismael Vásquez a ofrecer una jugosa recompensa de 10.000 euros a quien consiga a su cachorro extraviado que responde al nombre de Lonchas.

Lonchas se encontraba de paseo en un conocido centro comercial en compañía de un familiar de su dueño Ismael, al parecer el cachorro de apenas 9 meses se asustó y se soltó de la correa emprendiendo una vigorosa carrera que hizo imposible que lo atraparan. De eso han transcurrido ya dos semanas y el desespero de no hallarlo aún lo ha llevado a ofrecer la recompensa económica.

El pequeño de raza Teckel fue visto posterior a su escapada en un parque muy grande ubicado en Ciudad del Aire, lamentablemente cuando llegaron al lugar ya el pequeño perro salchicha no se encontraba por allí y los vecinos desconocían su paradero, presumen que alguien pudo habérselo llevado. El más grande temor que alberga Ismael es que Lonchas caiga en manos de gente sin escrúpulos que no sepan darle la buena vida que el sí está dispuesto a dar a su mascota.

Se busca a Lonchas por Madrid

Es por ello que ante la posibilidad de que Lonchas pare en manos de alguna de esas mafias que se aprovecha de los canes, así como le ocurrió al perro de un vecino, Ismael decidió subir y notariar la recompensa económica que en un principio fue de 500 euros hasta llevarla a los 10.000 euros, cifra en la que no tiene reparos en pagar, obviamente, ya que es una forma de que aparezca después de haber agotado la búsqueda entre familiares y amigos y tratando de abarcar la mayor cantidad de territorio posible.

Una de las 6 hermanas de Lonchas, llamada Pepita, le pertenece a la conocida presentadora Nuria Roca, lo cual ha sido muy útil dado que Nuria ha apoyado con la búsqueda del pequeño difundiendo los mensajes por sus propias redes.

Para su dueño, el cachorro es más que una mascota, porque su madre  es también miembro de su familia desde hace ya un tiempo, de hecho solo dos de los seis cachorros fueron dados a buenos amigos y la familia se quedó con los otros cuatro, entre ellos Lonchas.

Explica el desconsolado dueño que esta camada es producto del cruce entre su hembra y un macho ruso a quien le tenía el ojo puesto desde hace tiempo, ya que es propiedad de un amigo suyo, se quedaron como ya habíamos dicho con cuatro cachorros, dado que su hobby es la crianza de perros y los otros dos cuidaron muy bien a quien se los darían para poder mantenerse de alguna forma unidos a ellos, siendo uno de estos Pepita.