Compartir

Héctor Vicente Posse, tío de Noelia Posse regidora de Móstoles, renunció al cargo de Director técnico administrativo de Deportes del Ayuntamiento, el cual fue concedido como un ascenso por su sobrina basado en un currículum honesto, el mismo percibiría un salario mensual de €1.607 euros.

Fuentes del organismo que reconocen su impecable trayectoria, señalaron que la promoción generó una gran discusión en el seno del Consistorio, lo que llevó a Posse a tomar la decisión de renunciar al ascenso, y regresar a su puesto como auxiliar administrativo del área de Cultura; función que desempeñaba antes de recibir la designación de su sobrina quien reconoció sus aptitudes para ejercer el cargo ya que su “amplio currículum deportivo” lo garantizaba.

Desde el instante que se hizo oficial la orden, la oposición especialmente Ciudadanos y el Partido Popular, reclamaron la documentación reglamentaria que confirmara que Héctor Posse tenía la capacidad para ocuparse de la dirección de Deportes de la Alcaldía.

La renuncia coincide con la revocatoria del nombramiento de Laura Posse hermana de la alcaldesa quien se encargaría de la Coordinación de Mensajes y Redes Sociales de la Municipalidad devengando €52.000 euros mensuales; la nominación fue duramente criticada por sus aliados y el partido. De hecho José Manuel Franco, secretario general del PSOE -M, le exigió a Noelia Posse que modificara la acción por considerarla “poco ética”.

La dimisión del tío de la funcionaria fue recibida con beneplácito por el Partido Popular de Móstoles, sin embargo lamentaron que ambas nominaciones hayan “opacado” la imagen de la localidad en el ámbito de “sus fiestas patronales”, y que la enmienda por parte de la gobernante socialista haya sido “tardía”.

Mirina Cortés portavoz del PP, afirmó que aunque las decisiones de Noelia Posse fueron tardías, también las  acogieron de forma positiva, pero desafortunadamente causó el rechazo de la sociedad y generó un conflicto interno.

El Partido Popular siempre percibió el ascenso como una “ilegalidad” sobre todo si no hay “la titulación para ejercer la función requerida”, ya que la ley vigente para cumplir profesiones deportivas en la Comunidad de Madrid así lo reglamenta.

La portavoz explicó que para adherirse a estos cargos en la función pública hay que cumplir ciertos requisitos que se manejan por “criterios de capacidad, mérito e igualdad, y no por el de parentesco” que fue lo que sucedió en esta situación que “imposibilitó a otros empleados con la misma titulación para que pudieran ser promocionados”.

Señaló Mirina Cortés “deseamos desde el partido que represento, que la edil canalice la manera de administrar sus funciones”. “Quisiéramos pensar que fue el rechazo de los vecinos lo que llevó a la funcionaria a rectificar, aunque creemos que el reclamo del PSOE fue quien la obligó”.