Compartir

De esta manera es como mejor se puede resumir lo que ha sucedido en las últimas hora dentro de las primarias del PSOE. Y es que, como todos recordaréis, Pedro Sánchez, había optado por llevar a cabo una campaña de crowdfunding con el objetivo de conseguir donaciones de todas aquellas personas que de un modo u otro quisiera tomar parte en esta batalla por el control del partido. Un sistema que no terminaba de convencer a la gestora ya que consideraba que la financiación de unas elecciones primarias tenía que regirse por la ley de financiación de partidos.

A partir de aquí, la gestora tomó parte en el asunto y envió un comunicado al Tribunal de Cuentas, el cual, ha dado la razón a la propia gestora. Un veredicto que no han tardado en hacer llegar a Pedro Sánchez para que ponga en marcha los mecanismos que sean necesarios para ajustarse a legalidad vigente.

¿Qué tiene que hacer ahora Pedro Sánchez?

La verdad es que las directrices no pueden ser más claras. Por un lado lo que tiene que hacer es finalizar la campaña de donaciones que ha llevado a cabo para, después, ofrecer el listado de todos los donantes al PSOE.

En este punto, todos y cada uno de los candidatos tendrá que ceñirse a la cuenta que el partido ha abierto para que todos puedan depositar allí sus fondos. Una cuenta que está perfectamente auditada pero a la que no van a poder tener acceso aquellos partidarios de Sánchez que a título personal quieran participar de manera activa en un proceso que puede cambiar el destino de esta formación.

Sin embargo, como punto y final, decir que seguramente este no sea el último capítulo de una historia que todavía está por escribirse dentro de las filas del principal partido de la oposición.