Compartir

Se tiene previsto para el próximo jueves que la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Madrid, autorice el inicio del proceso para que las constructoras interesadas presenten las ofertas de licitación correspondiente al proyecto de remodelación y movilidad del tramo de Gran Vía entre Urzáiz y Plaza de España, con una inversión que asciende a los 8,9 millones de euros.

Se prevé adjudicar la obra en un plazo que permita comenzar la ejecución de los trabajos el próximo mes de mayo, con el fin de que estén culminadas para marzo de 2019 los once tramos de la rampa mecanizada que permitirá de manera descansada el recorrido de los 650 metros de pendiente por el actual boulevard en un tiempo aproximado de unos tres minutos.

La obra se desarrolló con el objetivo de mejorar el acceso a las zonas más complejas de la Gran Vía y ofrecer comodidad al peatón para subir hacia la futura Ciudad de la Justicia de Pizarro. El proyecto se ejecutará con fondos europeos destinados a la estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (EDUSI) Vigo Vertical, que busca marcar la modernidad a la zona central de Gran Vía.

Proyecto del Ayuntamiento de Madrid para la remodelación de Gran Vía

El diseño de la obra está pensada para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, integrando naturaleza, tecnología e innovación, incluyendo también un paseo peatonal que comenzará desde la zona del parking, con cintas transportadoras que van cambiando de color a la par que se va pisando y rodeado de vegetación.

La vía estará cubierta por pórticos y la estructura será transparente con forma pentagonal para  proteger a los usuarios o viandantes de la lluvia.

De forma progresiva, las rampas van ascendiendo hasta conectar con la zona comercial de Príncipe con Pizarro, en la vía mecanizada se pretende elevar levemente la superficie del bulevar en los cruces con las calles María Berdiales, Luis Braille, Ecuador y Venezuela, para dar más altura al habitáculo.

Se crearán cinco zonas de encuentro en cada calle que cruza con la Gran Vía, cada uno de estos espacios tendrán características especiales o una temática en particular para diferenciarlos, tales como suelos interactivos, obras de artes, puntos de recarga para móviles, zona de acceso WiFi, espacios para el descanso, ambiente musical, fuentes y entre las calles Bolivia y Venezuela habrá pantallas inteligentes en el suelo que imitarán al mundo marino.

Se hará una reordenación a nivel urbanístico, creándose una gran plaza pública como punto de encuentro y que permitirá a los peatones cruzar a lo largo de la vía, del mismo modo mediante semáforos se controlará el paso de vehículos.