Compartir

Es lamentable oír historias cuando hay drogas de por medio, pero hay que decirlas. Se conoció que una menor de edad proveniente de Rumania perdió la vida el pasado martes en Coslada, justo después de haber consumido heroína por mucho tiempo en la casa de su novio.

Esto es lo que han determinado las primeras investigaciones de las autoridades. Por los momentos siguen haciendo los análisis para determinar quién es el culpable del hecho. También se está investigando a cada uno de los padres para determinar si tienen responsabilidad en la muerte.

Se dio a conocer que la joven fue el martes en la mañana a la casa de su novio en el que se encontraban reunidos con otros amigos. Las investigaciones policiales determinaron que todos estaban fumando heroína en pipa y usaron como filtro parte del estropajo metálico. Por lo general esto es usado para lavar trastos.

Todo marchaba bien hasta que la menor se empezó a sentir mal alrededor de las 11:00 de la mañana. Inmediatamente sus compañeros llamaron al 112 y trataron de reanimarla aunque no pudieron de ninguna forma. Los facultativos del Summa se rindieron.

Posteriormente los profesionales de la salud llamaron a los cuerpos de seguridad y los alertaron del caso de drogas y se aproximaron rápidamente al lugar. Allí descartaron cualquier muerte producto de la violencia y los jóvenes confesaron su consumo de heroína.

Según se pudo saber gracias a las declaraciones de uno de los compañeros la chica tuvo malos síntomas después de haber consumido grandes cantidades de la sustancia estupefaciente.  Después se desmayó y más nunca pudo recuperar la consciencia.

La investigación sigue en pie ya que como se trata de una menor de edad se debe determinar si hay alguna responsabilidad de un mayor en la muerte de esta adolescente. Hasta ahora ya han interrogado a los padres del novio y de la joven rumana.

Sin embargo hay indicios de que pudo haber pasado algo distinto, ya que los vecinos hablaron con los funcionarios y les informaron que en el piso donde el novio residía siempre ocurrían cosas extrañas. De hecho ese día en horas de la mañana se escucharon gritos debido a un pleito y que han hecho varias llamadas a las autoridades.

Solo queda esperar a que los resultados de las investigaciones arrojen los resultados. Si los padres de algunos de ellos estaban conscientes de lo que estaban haciendo sus hijos podrían obtener responsabilidad penal ya que eran menores de edad lo que estaban consumiendo droga.

Por supuesto que ya los compañeros están en juicio para determinar la sanción que dirá el juez. Esperemos que todo se aclare lo antes posible.