Compartir

Ángel Garrido ha tomado posesión como presidente de la Comunidad de Madrid, este lunes en un acto celebrado en su sede,  la Real Casa de Correos de Puerta del Sol, caracterizado por algunas ausencias.

En la toma de posesión, no acudieron tres de sus  antecesores, Cristina Cifuentes, quien dimitió de su cargo el pasado 25 de abril, Esperanza Aguirre e Ignacio González, además el portavoz de Ciudadanos en la asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, partido que decidió con sus votos, la investidura de Garrido.

Según declaraciones justificando su ausencia, la misma se debió a que coincidió con una reunión anteriormente programada, con la Asociación de Víctimas del Terrorismo. Sin embargo, como representante del partido naranja, estuvo presente el diputado autónomo y Vicepresidente de la Mesa de la Asamblea, Juan Trinidad.

De igual manera, asistieron el resto de los portavoces parlamentarios de la Asamblea regional.

Toma de posesión de Ángel Garrido

Por otra parte sí asistieron dos  ex  presidentes madrileños, Alberto Ruiz-Gallardón, del PP  y Joaquín Leguina, del PSOE, así como la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y la Ministra de Defensa y Secretaria General del PP, María Dolores de Cospedal, quienes se encontraron de nuevo y permanecieron sentadas una al lado de la otra. También junto a ellas se encontraban el presidente del Senado y del Partido Popular madrileño, Pío Escudero, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, y la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa.

Por otro lado, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, fue otro personaje que no asistió a la toma de posesión ni al Pleno de la investidura de Garrido, al parecer se debió a la polémica en que también se encuentra envuelto, con relación a la carrera de Derecho que cursó en cuatro meses, en  un centro de la Universidad Complutense de Madrid, cuando era presidente de Nuevas Generaciones de Madrid.

Garrido en su discurso de investidura, ha expresado su compromiso de terminar el trabajo que emprendió el Gobierno de Cristina Cifuentes.

Indicó que el proyecto político llevado a cabo en ese entonces, será “actualizado, completado y valorado” y aseguró que tendrá el respaldo de todos para “impulsar” su programa de gobierno, atendiendo a los diferentes sectores de la sociedad de Madrid, también en un intento de trabajar y conciliar con Ciudadanos, tal como ya lo había anunciado el día de su investidura.

Garrido en su discurso agradeció a su predecesora, Cristina Cifuentes, por su colaboración y apoyo a sus compañeros del Consejo de Gobierno, a todo su equipo y al personal de la Consejería de Presidencia, Justicia y Portavocía, por el trabajo en conjunto realizado en todo este tiempo.