Compartir

Entre los problemas más grandes que tiene que resolver los gobiernos regionales y municipales están las basuras, que cada día afectan a más personas y de alguna u otra manera debe ser solucionado para tener una vida más saludable.

Esto es lo que está sucediendo en “La Mancomunidad del Este”, que ha hecho una propuesta para que el vertedero de Alcalá cierre sus puertas finalmente a mediados de diciembre.

Lo ideal es que lo residuos no lleguen en Valdemingómez, a pesar de que ha habido una gran oposición en el Ayuntamiento madrileño. La idea es que se abra temporalmente y antes de tiempo la planta Loeches, que es el que sustituirá definitivamente al vertedero.

Esta planta será inaugurada en enero de 2021, así que se tendría mucho que esperar todavía a no ser que se decida esto último, aunque todavía está en discusión. De hecho la Consejería de Medio Ambiente anunció que esto sería posible pero habría que cambiar la autorización previa.

Sin embargo ha surgido otra solución que les ha agradado a algunos. Se trata de apoyarse en otro municipio para que les cedan algunos de sus basureros, de manera de que se pueda respetar todos los plazos que se han establecido para la nueva planta.

Mientras tanto, Valdemingómez será la solución temporal, según ha anunciado el alcalde de la ciudad Javier Rodríguez, que a pesar de que es un tratamiento con un municipio externo están buscando otras alternativas para no colapsarlo. No obstante en el corto plazo los residuos irán para allá.

La Consejería de Medio Ambiente insiste en que por ahora la mejor solución es que utilicen el vertedero de la ciudad, ya que tiene el espacio suficiente y la planificación de recibir residuos de otros municipios.

Sin embargo hay una cuestión política que como casi siempre se entromete en los asuntos de mayor necesidad.

Mientras que se logra llevar la basura a Valdemingómez se está creando una especie de auxiliar donde se llevar parte de los residuos, además de que servirá como pre tratamiento, de tal forma que sea mucho más sencillo llevarlo a la planta de la capital.

Mientras se harán nuevos estudias para determinar qué tan factible es construir un nuevo vertedero en el municipio Loeches, del que te hablaremos al principio del artículo. La ida es que cada municipio tenga al menos dos basureros dependiendo de la cantidad de personas que vivan en cada uno.

Es importante que este problema se le dé la prioridad necesaria ya que son muchos los habitantes que sufren por todos los olores y plagas que traen los residuos para la ciudad. Hay que hacer más planificación para que esto no siga sucediendo.