Compartir

Es parte de ajustarse a la nueva normalidad y cumplir con el requerimiento de mantener la distancia física de seguridad, de metro y medio.

Sin embargo, esta propuesta está contemplada por ahora, solo en una instrucción interna que ha sido remitida a los centros educativos y la misma no será aplicada de inmediato, según lo señala la Consejería de Educación.

Esta medida está siendo evaluada por parte de la Comunidad de Madrid, la misma consiste en contemplar si es posible formar en un futuro cercano, aulas mixtas compuestas de niños de edades comprendidas entre los tres y los ocho años, específicamente sería para el primer año escolar después de la crisis del covid-19.

¿Cuáles son las razones para plantearse esta medida?

Se trata de una medida que ha sido adelantada por la Sexta, cuyo propósito es reunir a todos aquellos alumnos que motivado a la reducción impuesta de los tamaños de los grupos de niños, pertenecientes a Infantil y al primer ciclo de la etapa Primaria, han quedado sobrantes.

Cabe destacar que dicha medida de reducción de grupo, atiende a la obligatoriedad de mantener la distancia física de 1,5 metros dentro de las aulas de clase, según lo ordenado por el titular de Sanidad.

Por su parte la Consejería de Educación ha salido al paso, para puntualizar a la comunidad que esto es solo una instrucción de carácter interno, la cual se ha enviado a los centros educativos correspondientes, con el fin de que se realizan las estimaciones correspondientes.

Añadió un portavoz de la Consejería, que la medida no puede considerarse como una instrucción que ha de ser aplicada de inmediato, debido a que este y otros temas vinculados a las medidas de seguridad para el inicio del año académico, deben estar recogidas en las instrucciones de inicio de curso, las cuales aún no han sido comunicadas ya que está previsto hacerlo el próximo mes de julio.

Este documento recién se ha remitido a los centros la semana pasada con el propósito de obtener de estos, las respectivas propuestas que van a permitir la reorganización de los grupos de alumnos pertenecientes a las primeras etapas de la educación.

Entre los temas tratados en el documento, se tiene prevista la creación de los grupos de convivencia, conformados por un máximo de 20 alumnos cursantes del mismo ciclo de ser posible, aunque pueden mezclarse los de distintos cursos.

Esto deja abierta la posibilidad de que niños de tres y cinco años y en algunos casos extraordinarios de hasta ocho años, estén en convivencia.

Por lo pronto, en la comunicación no queda claramente establecido el criterio que se debe aplicar para la separación de los estudiantes, que sobran y solo desvela las medidas de protección que deben ser aplicadas para prevenir el covid-19.