Compartir

Falleció Enrique Álvarez Conde quien fuera el director del polémico máster de Cristina Cifuentes, así lo confirmaron fuentes de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

El profesor de Derecho Constitucional padecía cáncer de pulmón y estaba siendo investigado junto con otra profesora de la Universidad, una ex asesora del Gobierno regional y la ex presidenta de la Comunidad de Madrid  por la presunta falsificación del acta que Cifuentes presentó justificando su presentación del trabajo final de posgrado.

El Juzgado de Instrucción número 51 archivó parcialmente la causa en relación a los supuestos delitos de cohecho impropio y prevaricación, manteniendo abierta la tercera derivada del caso.

Después de seis meses de conocerse la polémica, el Instituto de Derecho Público dirigido por el hoy fallecido, fue cerrado por órdenes de la URJC. En octubre del año pasado, Álvarez Conde  alegó motivos de salud para no declarar ante la jueza María del Carmen Rodríguez-Medel, aunque en el mes de febrero acudió a la comisión de investigación de la Asamblea de Madrid creada a raíz del hecho, presentándose como una víctima y denunciando que fue presionado por el Gobierno de la Comunidad.

María Luisa Delgado Jalón, decana de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la URJC, envió un correo a los trabajadores con la lamentable noticia, expresando a familiares y amigos su más sentido pésame. La universidad suspendió cautelarmente las funciones desde abril de 2018 al pedagogo cuando observó en las calificaciones del posgrado algo extraño.

El Tribunal Supremo rechazó la investigación de Casado y el caso fue archivado por la jueza en relación a los delitos de cohecho impropio y prevaricación. Sin embargo mantuvo la imputación de Álvarez Conde, Cristina Cifuentes, Cecilia Rosado y Teresa Feito por simulación de documento público.

La Fiscalía de Madrid solicitó tres años y tres meses de prisión para la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, considerando que fabricó el acta del supuesto tribunal que tenía que examinar su Trabajo de Fin de Máster (TFM) y el documento fue publicado por redes y medios de comunicación para impedir las consecuencias políticas que debía enfrentar.

El deceso de Enrique Álvarez Conde no afectará al resto de los inculpados. Los defensores podrían cargar toda la responsabilidad hacia el fallecido quien no podrá defenderse y dar un vuelco a la estrategia del proceso.

Aclaran las fuentes jurídicas que en el caso de Cristina Cifuentes será complejo que la responsabilidad penal derive contra el director del máster, pues fue ella quien aparentemente urdió el plan de falsificar el acta del trabajo de fin de máster (TFM) para obtener el título de Derecho Autonómico y Local.

La responsabilidad civil derivada del delito se repartirá mancomunadamente entre los que sean declarados culpables.