Compartir

La muerte del mantero senegalés Mmame Mbaye, de 35 años, el pasado jueves, originó fuertes disturbios y enfrentamientos entre cientos de inmigrantes y efectivos policiales en la barriada de Lavapiés en Madrid.

El vendedor ambulante del top manta falleció de un paro cardiaco al momento que se dirigía su casa

Como consecuencia de la rápida difusión que se le hizo a la aparente noticia de que la víctima había fallecido tras una persecución policial, más de un centenar de personas entre vecinos y amigos  de  Mbaye, salieron a la calle y se congregaron en la zona y la expresión de ira de muchos ciudadanos generó volcamiento y quema de contenedores, locales saqueados, árboles incendiados y entidades bancarias destrozadas.

La Plaza Nelson Mandela de Lavapiés, fue uno de los escenarios principales de las revueltas producidas como señal de protesta contra la Policía municipal y nacional.

Los agentes antidisturbios de la Unidad de Intervención Policial (UIP), llegaron para tratar de sofocar los disturbios disparando pelotas de goma y provocando cargas entre la población que se encontraba en las calles del barrio, lanzando también piedras y botellas en medio de gritos y consignas en contra de la policía.

Fuerte jornada de disturbios en Lavapiés exigiendo justicia por la muerte del mantero

Los comerciantes de Lavapiés, resolvieron por razones de seguridad, cerrar sus negocios durante y después de los disturbios,

La Policía Municipal niega que Mmame Mbaye hubiese fallecido tras una persecución de los agentes

El  hombre estaba parado cuando repentinamente se desmoronó en el suelo, por lo que los efectivos de la Policía Municipal que estaban en el sitio y trataban de detener a otros dos manteros, prestaron ayuda y practicaron maniobras de reanimación al ciudadano hasta la llegada de los médicos del SAMUR, quienes continuaron con los intentos durante varios minutos hasta que finalmente no se logró salvarle la vida.

Por su parte y de acuerdo a lo afirmado por Emergencias Madrid, el mantero senegalés falleció a causa de una parada cardíaca.

Según informaciones policiales y como resultados de los altercados resultaron heridos un total 10 agentes de la UIP y seis personas con nacionalidad española fueron detenidas. El Servicio de Asistencia Municipal de Urgencia y Rescate (SAMUR) atendió un total de diecinueve heridos, entre los cuales quince eran policías y cuatro ciudadanos transeúntes. También se produjeron daños a coches del SAMUR, de los bomberos y de la Policía Municipal.

La alcaldesa Manuela Carmena se encuentra de viaje en París participando en una cumbre de la UNESCO, por lo que la alcaldesa encargada, Marta Higueras, ha señalado su apoyo a la Policía Municipal y afirma que el mantero fallecido, no estaba siendo perseguido, así mismo rechazó cualquier tipo de hecho violento en Lavapiés.