Compartir

Este viernes, Greenpeace, una ONG ambientalista, mostro un cartel en el viejo Palacio de la Música de la Gran Vía, donde parodian no solo a Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, sino también a Álvaro Nadal, ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, como las estrellas de “Lo que el viento se llevó”, con el fin de criticar tanto la falta de acción frente al cambio climático como su “impuesto al sol”.

En el letrero de la pancarta, donde se muestra la imagen de la de la película; Nadal, en el rol de Rhett Butler, afirma que “nunca” cerrará una central térmica nuevamente. Mientras que Rajoy como Escarlata O’Hara, responde: “Sinceramente querido, me importa un bledo el cambio climático”.

De este modo, la pancarta asegura que después de su drama “el impuesto al sol”, Nadal y Rajoy exhiben “Lo que Rajoy nos dejó”, una película con no muchas renovables y bastante cambio climático”. Aparte del cartel, varios activistas escalaron la fachada del antiguo cine, actualmente abandonado y se mantienen a un lado del letrero mientras algunos otros se encargan de informar a los ciudadanos a pie de calle acerca del porqué de esta protesta.

El Gobierno continua “varado en el antiguo filme”

 

Greenpeace parodia a Rajoy como Escarlata OHara

De acuerdo con lo que anunció un portavoz de Emergencias Madrid, a la Gran Vía llegaron los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid con el propósito de quitar el letrero.

Mediante esta acción, Greenpeace le solicita al Gobierno que se encargue de representar los intereses no solo de los ciudadanos, sino también del resto del mundo durante el siguiente Consejo Europeo de Energía.

Esta ONG hace críticas sobre que el Gobierno continúa varado en “el antiguo filme” de las energías sucias, como lo son la nuclear y también el carbón, a pesar de que conlleve al incumplimiento de las metas europeas de renovables y/o legalizar el impuesto al sol.

Asimismo, Greenpeace demanda que el Gobierno quite el diseño y a través del cual desea evitar la clausura de las centrales térmicas nucleares y de carbón que hay en España, y que desista en su acción de boicotear los intentos que ha realizado la Unión Europea en Bruselas para obtener una política energética libre de subvenciones a los combustibles fósiles con los ciudadanos y el resto del mundo en el medio del sistema energético.

Dicha acción por parte de Greenpeace tuvo lugar varios días antes de que se lleve a cabo el Consejo Europeo de Energía que se realizará el lunes, 18 de diciembre. Igualmente, Greenpeace comentó que “las energías renovables en manos de los ciudadanos y las comunidades pueden producir aproximadamente 8 veces más ventajas locales, además de un aumento de ingresos fiscales y la producción de empleos.