Compartir

De acuerdo a los resultados reflejados en el informe de la Organización de Defensa de los Conductores Automovilistas Europeos Asociados (AEA), en relación a las infracciones cometidas por los conductores en la ciudad de Madrid durante el 2017, se demostró que de un total de 2.83.714 infracciones, el 52,7% corresponde a vehículos mal estacionados.

Si comparamos las estadísticas del año 2017 con respecto al año anterior, se muestra un  incremento en las denuncias por el aparcamiento en áreas peatonales de un 42%, en vías de circulación el 19% y en la calzada y vados, el 13,5 y 11,6%.

El 44% de las denuncias por aparcamiento indebido, fueron realizadas por los controladores del Servicio de Estacionamiento (SER), el resto del 29,1% las formularon la Policía Municipal, los agentes de Movilidad y el Servicio de Atención al Ciudadano extranjero (SACE), el 26,3 y 0,6%, respectivamente.

La recaudación de multas por parte del Consistorio madrileño ascendió a 287.421.410 euros en el año 2017, representando un incremento del 2,8% en comparación con el 2016, lo que arroja una media de 101,4 euros por multa. Esto se traduce a que el ayuntamiento ha elevado su ritmo sancionador, más no el importe de la multa.

Infracciones en el tránsito de Madrid según AEA

Las infracciones cometidas por contaminación ambiental, son las que mayor alza han experimentado, pasando de 12.945 en el 2016, a 42.096 conductores sancionados para el 2017, representando un aumento del 225%.

Con respecto al 2016, las denuncias en las Áreas de Prioridad Residencial (APR), subieron a 16%, conducir sin el cinturón de seguridad a un 11,8%, las multas por el uso del teléfono móvil  mientras conducen alcanzaron a 10.581 conductores, un incremento del 15% con respecto al 2016.

Con respecto a la variación porcentual de la gravedad de las infracciones, las denuncias calificadas como leves han aumentado a 7,5%, las graves han bajado el 1,2% y las muy graves el 5,2%. Dentro de este grupo se consideran como muy graves conducir bajo efectos de las drogas o en estado de ebriedad con un nivel superior de alcohol al permitido, lo que se ha elevado en un 6,2% para el 2017.

El informe de AEA muestra que los conductores madrileños escasamente pierden puntos del carnet, ya que sólo el 3,9% de las denuncias formuladas tenían pérdida en los puntos. Las causas más comunes que hacen desperdiciar de 2 hasta 6 puntos a los madrileños, se deben a los excesos del límite de velocidad con un 45,9% de los casos y el sistema para captar las infracciones de semáforo, con el 30%.

Por otro lado, la evolución del tema accidentes subió a 140 accidentes viales y 380 heridos más que el 2016, no obstante, disminuyó de 35 a 27 las víctimas muertas en 2017.