Compartir

El juez de la Audiencia Nacional José De la Mata, recibió una solicitud por parte de la Fiscalía Anticorrupción para que se investigue al abogado Cándido Conde Pumpido por blanqueo de capitales.

Después de recibir un informe de la UDEF (Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal) de la Policía Nacional que examinó un presunto préstamo ficticio por un millón de euros otorgado por Bandenia una empresa sin registro en España, la cual está constituida por lo que se conoce como un chiringuito financiero e inscrito en la isla de Mohéli, archipiélago de Comoras cercano a Mozambique. Su presidente también está en prisión preventiva por blanqueo de dinero.

Fuentes jurídicas señalan que De la Mata y quien estudia el caso, decidirá sobre la petición de la Fiscalía para citar al letrado, quien es hijo del magistrado de Tribunal Constitucional y ex fiscal general del Estado, el mismo  era defensor de los dueños del club ‘Vive Madrid’, cuando estos fueron detenidos por mandato del juez Fernando Andreu de la Audiencia Nacional en la Operación Pompeya, por delitos vinculados con la prostitución.

Los investigadores sospechan que Cándido Conde usó la línea de crédito para blanquear el dinero; entregando las cuentas a nombre de su sociedad Gestión de Proyectos Integral Gimonde SL, por la recepción de fondos a través de 455 remesas de comercio.

Eso se realizó para que los propietarios del club quienes en julio de 2015 se les había bloqueado las cuentas, pudieran conservar el negocio, los servicios de prostitución a través de las TPV y los consumos.

El abogado que se dio a conocer cuando representó al juez Elpidio José Silva acusado de prevaricación, realizó transferencias de sus cuentas, excepto su comisión asignada y para justificarla pidió el préstamo ante Bandenia; entidad financiera que supone ser un ‘shell banks’ o banco pantalla, vetados por la legislación española y europea.

Según se ha informado, el banco ha sido utilizado para enviar fondos a Panamá e incluso habría financiado una operativa de compra de estupefacientes, por parte de Ana María Cameno llamada la reina de la coca, quien hoy se encuentra en prisión tras su detención junto con tres personas, todas involucradas en una red de narcotráfico y corrupción que fue desarticulada luego de años de reunir las pesquisas.

Los investigadores descubrieron cómo el grupo utilizaba a una serie de blanqueadores que contrataban a los detenidos por el caso, que trabajaban en dicha banca.

La UDEF agregó que el conjunto empresarial Bandenia con sede en la madrileña localidad de Las Rozas y sus administradores, ejercían como de mampara para hacer movimientos de divisas a nivel internacional, sin que los cuerpos fiscalizadores de España u otras jurisdicciones fuesen capaces de saber cuáles eran los auténticos titulares de los capitales movilizados.